Ver ahora

“Nuestra casa está en llamas”: frases y discursos de Greta Thunberg, la joven activista medioambiental

Greta Thunberg: frases y discursos de la joven activista medioambiental de origen sueco.
diciembre 26, 2019

“Estamos al inicio de una extinción masiva y ustedes de lo único que hablan es de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico eterno. ¿Cómo se atreven?”.

En los últimos años el movimiento que busca acciones para frenar el cambio climático tiene el rostro de una joven sueca de 16 años, Greta Thunberg. Medios y redes sociales siguen cada movimiento de la activista originaria de Estocolmo, desde el día que decidió hacer huelga cada viernes; en lugar de ir a la escuela, se sentaba frente al Parlamento de Suecia en protesta por la inacción de los políticos de su país frente al calentamiento global.

“Cada viernes falto a clases para sentarme afuera del Parlamento de mi país. Continuaré haciéndolo hasta que los líderes se ajusten al Acuerdo de París”.

Mientras ella habla, un hombre con canas parado a su lado la observa con curiosidad y por momentos sonríe de una manera que podría parecer condescendiente, tal vez sorprendido porque una niña tan pequeña pueda pronunciar discursos de esta manera. Es un problema al que Greta se enfrenta constantemente: la gente se fija en lo lapidario de sus frases, en sus gestos, en que es blanca y con privilegios, en que algún grupo la financia, en que es muy joven como para conocer lo complejo que es el mundo; no van más allá de la cara de quien habla y pasan por alto la gravedad de los hechos que reporta.

Pese a las críticas, Greta convoca a estudiantes de todo el mundo a seguir su ejemplo.

“Yo insto a otros estudiantes a unirse a mí: siéntense afuera de su parlamento, gobierno local, dondequiera que tú estés y demanden que ellos se pongan a trabajar para mantener al mundo por debajo de los 1.5 grados”.

Ella está consciente de que debería estar en la escuela y ocuparse de sus estudios; sin embargo, logra rebatir a sus críticos.

“Algunos dicen que debería estar en la escuela. Pero ¿por qué yo o cualquier persona joven debería ser obligada a estudiar para el futuro, siendo que nadie está haciendo lo suficiente para salvar el futuro?”

Después de todo, ella está hablando del problema más grave y masivo en la historia de la humanidad.

“Cuando prendes la televisión, ¿por qué le crisis climática no es la primera cosa que escuchas? Encabezados, programas de radio, diarios, no deberías escuchar acerca de otra cosa, como si hubiera una guerra mundial. Aún así los líderes nunca hablan de eso […]. Veo a la gente en el poder y me pregunto cómo hacen las cosas tan complicadas. Escucho a la gente decir que el cambio climático es una amenaza existencial, aún así veo a la gente continuar con sus vidas como si no pasara nada”.

El mensaje de Greta va más allá de la recriminación moral, a su discurso incorpora términos sofisticados como ‘justicia climática’, y es que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el cambio climático provocará mayor desigualdad económica y un retroceso en derechos humanos debido a la escasez de comida, agua y vivienda. De hecho, el cambio climático amenaza con anular los últimos 50 años de progreso en desarrollo social, salud global y reducción de la pobreza.

“Países como Suecia necesitan empezar a reducir sus emisiones, por lo menos, un 15% cada año, si consideramos aspectos como la igualdad y la justicia climática”.

En un artículo que escribió para The Guardian, Greta contó que ella tiene el síndrome de Asperger, por lo que, para ella, todo es blanco y negro. La joven exhorta a todos a pensar de la misma forma en lo que se refiere al cambio climático.

“Es blanco y negro. No hay áreas grises cuando se trata de la supervivencia. O continuamos como civilización o no. De un modo u otro tenemos que cambiar”.

“Cómo esperamos que a países como India y Nigeria les importe la crisis climática, si nosotros, que ya lo tenemos todo, no cumplimos con nuestros compromisos”.

Además de activista, Greta ha resultado ser una prolífica articulista, ha escrito textos para The Guardian, Common Dreams, entre otros medios, todo con tal de llegar no solo a los políticos y a las masas, sino también a los jóvenes de su generación, en particular.

“Los adultos nos han fallado. Y dado que la mayoría de ellos, incluyendo a la prensa, los políticos, siguen ignorando la situación, debemos tomar el asunto en nuestras manos desde hoy”.

La activista tiene muy claro el tiempo que nos queda y los objetivos que deberíamos tener.

“De acuerdo con el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), tenemos menos de 12 años para que no podamos solucionar nuestros errores. En ese tiempo, cambios sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad tienen que llevarse a cabo, incluyendo la reducción de nuestras emisiones de CO2 en al menos 50%”.

Durante su participación en la Cumbre Climática de la ONU, Greta caracteriza el actuar de los líderes del mundo como una traición.

“Ustedes nos están fallando, pero los jóvenes han empezado a entender su traición. Los ojos de todas las futuras generaciones están sobre ustedes y, si eligen fallarnos, les digo: ‘Nunca los perdonaremos’. No dejaremos que se salgan con la suya. Justo aquí, justo ahora es donde pintamos la raya. El mundo está despertando, y viene el cambio, lo quieran o no”.

En diciembre de 2019, Greta dio un giro a su retórica; sentía que los medios se enfocaban en las partes más incendiarias de sus discursos sin tomar en cuenta los datos duros.

“Aprendí que cuando hablas en público debes empezar con algo personal o emocional para tener la atención de todos, decir cosas como ‘nuestra casa está en llamas’ o ‘quiero que teman’ o ‘¿cómo se atreven?’. Pero hoy no haré eso, porque entonces esas frases es todo en lo que la gente se enfoca, ellos no recuerdan los hechos, la precisa razón por la que digo esas cosas en primer lugar”.

Durante aquel discurso, en la Cumbre del Clima en Madrid, Greta se dedicó a citar el reporte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés). Como previamente informó Noticieros Televisa, el reporte es contundente, en aquel entonces quedaban 18 meses para implementar en todo el mundo las medidas políticas para disminuir las emisiones dióxido de carbono, de lo contrario, las consecuencias del cambio climático serán devastadoras y prácticamente irreversibles.

En concreto, las emisiones de dióxido de carbono tendrían que disminuir gradualmente a partir de los próximos meses para que en el 2030 hayan sido reducidas un 45% con el fin de prevenir un aumento de 1.5 grados en la temperatura global. Thunberg enfatiza que no se trata de opiniones o agendas políticas sino de hechos científicos.

La activista acusa a los líderes del mundo de fingir apariencias. Según ella, con los discursos y compromisos que hacen en cumbres y reuniones frente a las cámaras solo terminan por encubrir el problema, pues parece que se tomarán acciones pero no se termina por hacer nada significativo.

“El más grande peligro no es inacción, el más grande peligro es cuando políticos y CEOs hacen parecer como que hacen verdaderas acciones, cuando en realidad no se hace nada, excepto contabilidad y relaciones públicas creativas”.

En respuesta, la gente le aplaude al unísono pero su rostro permanece con el mismo semblante desesperado. Ella no busca reconocimiento o validación, sino que la gente exija a los líderes y que estos pongan manos a la obra.

Las historias de ficción en el cine y la televisión nos han hecho creer que el fin del mundo pasará por una catástrofe, de un día para otro; sin embargo lo más probable es que el final pase a cuentagotas. De hecho, tal vez ya comenzó desde hace algunos años con los cambios en el clima y los ecosistemas, así como la cada vez mayor escasez de recursos naturales, y mientras tanto, nosotros no queremos darnos cuenta. Y es que después no podremos quejarnos de que el mundo es injusto y no fuimos advertidos, pues una adolescente nos previno una y otra vez de lo que venía.

Con información de Common Dreams y The Guardian

Autor:
Marco Ortiz Editor de Especiales NT