Galería: En memoria de las víctimas del Holocausto

Fotos de la tragedia más grande y atroz del siglo XX, cuando 11 millones de personas fueron asesinadas por el régimen nazi.
enero 27, 2021

Lo más importante es nunca olvidar. Este es el principal mensaje del Día Internacional de Conmemoración del Holocausto. En el 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 27 de enero como un día para recordar el compromiso de este organismo de combatir el antisemitismo, el racismo y toda otra forma de intolerancia en el mundo. Se eligió este día porque un 27 de enero, pero de 1945, tropas soviéticas liberaron el campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, uno de los más infames de estos campamentos de exterminio.

En el siglo XXI, son muchas las personas que ignoran este suceso de la historia, y son muchas las voces que rechazan la evidencia de que estos crímenes se hayan perpetrado. Durante la Segunda Guerra Mundial, el régimen nazi y sus colaboradores asesinaron a 11 millones de civiles, 6 millones de las cuales eran judíos. Aunque estas cifras las puede cuestionar y rechazar, no hay negacionista que pueda borrar un hecho histórico. Pueblos enteros fueron erradicados del mapa por la propagación de un odio humano que resultó peor que cualquier pandemia.

En este día se rinde homenaje no a los responsables de estas atrocidades, sino a las víctimas. A menudo estos homenajes exigen que miremos las consecuencias de estos actos de barbarie, fotos y videos horripiliantes que impactaron al mundo hace más de 75 años y lo siguen haciendo ahora. Los cuerpos sin vida, los cuerpos desnutridos, los cuerpos torturados, el ser humano es capaz de este nivel de crueldad y más. Pero es importante contemplar las huellas de su sufrimiento, porque al estar consciente de lo que el ser humano es capaz de cometer, las generaciones del futuro se pueden contener. Y para que esto ocurra, es necesario mirar hacia atrás y aprender.

ADVERTENCIA: El contenido gráfico de las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de algunos lectores.

***

La ropa de las víctimas se almacenaba en esta sala. Un civil francés sostiene una prenda mientras está de pie sobre una enorme pila de zapatos de madera en el campo de concentración de Struthof en el área de Natzviller, Francia, el 2 de diciembre de 1944.

(AP Photo)

A los prisioneros se les pedía que se desnudaran y entraran a las duchas del campo de concentración Struthof en el área de Natzviller, Francia, el 2 de diciembre de 1944. Después de la ducha, los prisioneros eran llevados a la cámara de gas.

(AP Photo)

Antes de ser almacenados para esperar la cremación, los nazis se llevaron muchos cuerpos a esta habitación y se realizaron autopsias para probar los efectos del gas de guerra utilizado en las víctimas en el campo de concentración Struthof en el área de Natzviller, Francia, el 2 de diciembre de 1944.

(AP Photo)

Prisioneros miran desde atrás de una reja de alambre de púas en el campo de concentración de Dachau en Alemania, poco después de la liberación del campo el 29 de abril de 1945.

(AP Photo)

Luba Tryszynska, fila superior a la izquierda, se encuentra en medio de los niños que cuidó en esta foto de 1945 tomada en el campo de concentración de Bergen-Belsen. Trysznska, de origen polaco-judío, fue conocida como el ‘Ángel de Belsen’ porque se había ocupado de esos niños y les había salvado la vida.

(AP Photo)

En casi todos los sectores del frente, la liberación de las cárceles y los campos de concentración revelan evidencias del trato inhumano de los reclusos e historias de atrocidades y asesinatos en masa. En el campo de concentración nazi de Langenstein, Alemania, liberado por el Noveno Ejército de Estados Unidos, judíos, polacos, franceses y varios estadounidenses, detenidos por delitos políticos, eran obligados a trabajar cerca de doce horas diarias, y cuando se producían accidentes físicos, se eliminaban. Un médico estadounidense examina la brutalidad de un prisionero golpeado por los alemanes en Langenstein, el 19 de abril de 1945, cuando lo sorprendieron robando cáscaras de papa. El rostro del prisionero registra una agonía por el dolor de un riñón perforado.

(AP Photo)

El teniente general George Patton, izquierda, el general Omar N. Bradley, centro, y el general Dwight Eisenhower, comandante supremo aliado, derecha, observan a los ocupantes liberados del campo de concentración alemán de Ohrdurf, demostrar cómo eran torturado por los nazis, 26 de abril de 1945.

(AP Photo)

Mujeres y niños, algunos de los más de 40 mil reclusos de los campos de concentración liberados por los británicos, sufren de tifus, hambre y disentería, apiñándose en un cuartel en Bergen-Belsen, Alemania, en abril de 1945.

(AP Photo)

Una superviviente del campo de concentración de Bergen-Belsen en la Alemania nazi aparece como un esqueleto viviente mientras despioja su ropa en el campo en abril de 1945 poco después de que fuera liberado por las tropas aliadas.

(AP Photo)

Un sargento del 9º Ejército de los Estados Unidos habla con un prisionero desnutrido recién liberado en el campo de concentración de Langenstein-Zwieberge, un subcampo de Buchenwald, cerca de Langenstein, Alemania, el 19 de abril de 1945. El prisionero, que muestra sus piernas atrofiadas para la prensa, dice que solía pesar 190 libras. Las tropas estadounidenses estiman que los reclusos pesan solo 80 libras cada uno como resultado de la desnutrición a manos de las SS. El campo fue liberado el 11 de abril por la División 83 de Infantería de EE.UU.

(AP Photo/Henry L. Griffin)

Esta foto del 16 de abril de 1945 muestra a los presos del KZ Buchenwald alemán dentro de su cuartel, pocos días después de que las tropas estadounidenses liberaran este campo de concentración cerca de Weimar. El joven séptimo desde la izquierda en la litera de la fila del medio es Elie Wiesel, quien más tarde se convertiría en autor y premio Nobel de la Paz.

(AP Photo)

En esta foto proporcionada por la agencia fotográfica soviética Sovfoto, los esqueletos de personas torturadas hasta la muerte y quemadas yacen cerca de los hornos del crematorio operado por los nazis en Lublin, Polonia (14 de agosto de 1944). El exterminio en el campo de concentración Majdanek resultó en la muerte de casi 80 mil personas; cerca de 60 mil de estos eran judíos, así como polacos, rusos y ucranianos.

(Sovfoto via AP)

Tropas estadounidenses se encuentran entre cadáveres mientras liberaban el campo de concentración de Dachau en esta imagen de 1945. Más de 30 mil presos murieron aquí: asesinados, trabajando hasta la muerte o simplemente se les permitió sucumbir a una enfermedad. Cuando las unidades del ejército de los EE.UU. liberaron el campo, encontraron vagones llenos de cadáveres y cuerpos apilados como leña fuera del crematorio porque la SS se había quedado sin carbón para quemarlos.

(AP Photo)

Prisioneros demasiado débiles para pararse yacen en un banco, algunos agonizantes o ya muertos, junto a una de las chozas en el campo de concentración de Bergen-Belsen en Alemania en abril de 1945.

(AP Photo)

Las tropas del Tercer Ejército que capturaron Buchenwald encontraron condiciones que describieron como indescriptibles. Los civiles alemanes de la cercana ciudad de Weimar se vieron obligados a contemplar los crímenes de sus compatriotas, muchos de ellos se desmayaron. Entre estas escenas, el cuerpo de una víctima colgando de un gancho en el patio del campo de concentración; 19 de abril de 1945.

(AP Photo)

Cadáveres se apilan en el suelo en el campo de concentración de Buchenwald después de la liberación por las fuerzas estadounidenses cerca de Weimar, Alemania, en abril de 1945.

(AP Photo)

Soldados estadounidenses ven una pila de cuerpos abandonados por los guardias de la SS en retirada en el campo de concentración de Buchenwald, Alemania, el 19 de abril de 1945.

(AP Photo/Byron Rollins)

Trabajadores muertos de campos de concentración a punto de ser enterrados en fosas comunes excavadas por civiles alemanes en un lugar desconocido de Alemania (sin fecha).

(AP Photo)

En esta foto oficial británica, montones de cuerpos esperan a ser enterrados en fosas comunes en el campo de concentración de Bergen-Belsen en Alemania después de que fuera liberado por las tropas británicas en abril de 1945. Este es el campo donde Ana Frank murió, sucumbiendo al tifus unas semanas antes. Los libertadores británicos entraron en el campo.

(AP Photo)

El campo de concentración nazi de las SS North S-3 en las afueras de Ohrdruf, a unas pocas millas al sur de Gotha, fue liberado por la Cuarta División Blindada del Tercer Ejército de los Estados Unidos. Polacos, checos, judíos alemanes y presos políticos alemanes fueron detenidos en el campo y obligados a trabajar en instalaciones cercanas. Cuando estaban demasiado enfermos para trabajar, los golpeaban, les disparaban o torturaban hasta la muerte. Sus cuerpos fueron quemados o enterrados y, a menudo, simplemente los dejaron al aire libre para que todos los vieran. En una vieja leñera detrás del campamento se encontraron muchos cuerpos desnudos apilados como madera, algunos con marcas de flagelación y otros con números en las piernas, rociado con cal para evitar el olor y la propagación de enfermedades; el 8 de abril de 1945.

(AP Photo/Byron Rollins)