La peste bubónica y otras pandemias que han azotado a la humanidad

Epidemias en el mundo a través de la historia: desde la más reciente hasta la más antigua.
julio 3, 2020

Quizá no lo tengamos “en el radar”, pero la pandemia por el nuevo coronavirus no es la primera que ha provocado estragos a la humanidad. A lo largo de la historia se tiene registro de diversos microoganismos patógenos que han provocado severos daños sanitarios, sociales y económicos en múltiples países. En los siguientes párrafos te relataremos las posibles causas y consecuencias de dichas enfermedades, anteriores al COVID-19, de la más reciente a la más antigua.

Epidemia por el virus del Zika: Del 2015 hasta el día de hoy

Número de víctimas: 29 personas en Brasil
Causa: los mosquitos Aedes aegypti y A. albopictus, vectores del virus

Aún hoy se desconoce el impacto que tendrá esta epidemia en países de Centro y Sudamérica. El virus no solo lo transmiten los mosquitos Aedes aegypti y A. albopictus, sino también se contagia por vía sexual entre humanos.

(Foto: Mario Tama/Getty Images)

En la mayoría de casos de niños y adultos la enfermedad no provoca síntomas, sin embargo en mujeres embarazadas, puede causar defectos congénitos en el feto.

Epidemia de Ébola en Africa occidental: 2014-2016

Número de víctimas: 11,325 personas
Causa: virus del Ébola

El primer caso de esta epidemia de Ébola fue en Guinea, desde entonces la enfermedad se dispersó por Liberia y Sierra Leona. La mayor parte de los casos ocurrieron en estos tres países; otros se presentaron en Nigeria, Mali, Senegal, los Estados Unidos y Europa, de acuerdo con un reporte del Centro de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

Hasta el momento no existe una cura para Ébola, sin embargo los esfuerzos por desarrollar una vacuna continúan.

Los primeros casos reportados en la historia son de 1976. Se cree que el virus pudo haberse originado en murciélagos.

Pandemia de gripe A(H1N1): 2009-2010

Número de víctimas: los datos oscilan entre 151,700 y 575,400 personas, según la CDC
Causa: virus de la influenza A H1N1

En la primavera de 2009 la pandemia de la también llamada influenza porcina fue causada por una nueva cepa del H1N1, originada en México. 1.4 billones de personas de todo el mundo fueron infectadas.

(Foto: Getty Images)

A diferencia de otras cepas que tienden a afectar más a personas de la tercera edad, Los más perjudicados fueron niños y adultos jóvenes. El 80% de las defunciones fueron en personas menores de 65 años.

Actualmente ya existe una vacuna para el H1N1.

Pandemia y epidemia del sida: De 1981 hasta el día de hoy

Número de víctimas: Más de 35,000,000 de personas
Causa: virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH)

Se cree que el VIH, causante del sida, se transmitió de un chimpancé a un humano en África occidental en el año de 1920. Sin embargo fue hasta inicios de la década de los ochenta cuando se identificaron los primeros casos.

(Foto: Pexels)

Por años la enfermedad no tuvo tratamiento, pero durante los noventa se desarrollaron antirretrovirales que retrasan la enfermedad hasta lograr en los enfermos una expectativa de vida cercana a la normal.

Además, actualmente están en desarrollo tratamientos prometedores que en un futuro podrían lograr curar definitivamente la enfermedad provocada por el VIH.

Pandemia de la gripe asiática: 1957-1958

Número de víctimas: 1,100,000 de personas
Causa: virus de la influenza H2N2

El virus que probablemente se originó en China es una mezcla de diversas sepas.

La enfermedad se contagia con facilidad. Durante el mismo año de su detección llegó a Singapur, Hong Kong y EE. UU. Solo en este último país ocurrieron 116,000 muertes.

Pandemia de gripe española: 1918

Número de víctimas: Casi 50,000,000 de personas, según datos de la CDC
Causa: virus de la influenza tipa A

Esta pandemia fue de particular gravedad, ya que se agregó a las pésimas condiciones en que estaba Europa durante la Primera Guerra Mundial.

El nombre de esta pandemia es erróneo. De acuerdo con John M. Barry en La gran gripe: la épica historia de la plaga más mortal de la historia, su verdadero origen es EE. UU.

(Foto: Keystone/Getty Images)

“La evidencia epidemiológica sugiere que un nuevo virus de gripe se originó en el condado de Haskell (Kansas), a principios de 1918 y que viajó hacia (…) una enorme base del ejército, y de allí a Europa”, se lee en el texto de Barry.

Sin embargo, debido a que España fue neutral durante la Primera Guerra Mundial, la prensa de aquel país no fue censurada por el gobierno y pudo difundir la existencia de la enfermedad.

Un texto de Europa Press señala que las rápidas y severas medidas de aislamiento, como el cierre de colegios, la prohibición de reuniones masivas o el uso obligatorio de mascarillas, debería servir de ejemplo en el manejo del coronavirus (COVID-19).

Epidemia de polio en EE. UU.: 1916

Número de víctimas: 6,000 personas
Causa: poliovirus

La poliomilitis deja secuelas discapacitantes en niños al afectar su sistema nervioso, y como consecuencia hay daños como parálisis, atrofia muscular y muy a menudo deformidad. Se transmite de persona a persona a través de secreciones respiratorias o por la ruta fecal oral.

El poliovirus es altamente contagioso, afortunadamente, el epidemiólogo Jonas Edward Salk desarrolló en 1954 una vacuna, que actualmente lleva su nombre, para los tres tipos de poliomielitis conocidos.

Pandemia de gripe: 1889-1890

Número de víctimas: 1,000,000 de personas
Causa: mosquito Aedes aegypti, vector del virus de la influenza tipo A

La pandemia se inició en San Petersburgo el 1 de diciembre de 1889, se diseminó rápidamente por Europa, dando la vuelta al mundo en solo cuatro meses. Alcanzó EE. UU. en tan solo 70 días posteriores al inicio.

Epidemia de fiebre amarilla en Filadelfia: 1793

Número de víctimas: más de 5,000 personas
Causa: virus de la fiebre amarilla

El también llamado “vómito negro” azotó la entonces capital de EE. UU., Filadelfia. Erróneamente se creyó que la población afroamericana era inmune a la enfermedad, por lo que se reclutó a las mujeres afroamericanas para realizar labores de enfermería.

La salvación llegó con el invierno. Los mosquitos, vectores de la enfermedad, murieron con el frío.

Plaga rusa: 1770-1772

Número de víctimas: más de 100,000 personas
Causa: enterobacteria Yersinia pestis

La peste bubónica llevó a Moscú, Rusia, a la cuarentena. El terror fue tal que hubo múltiples amotinamientos.

Catalina II, emperatriz rusa, tomó una serie de medidas radicales, entre ellas, el traslado de todas las fábricas de Moscú hacia otras regiones. Después de la auge de la plaga, tomó un año más restaurar el orden de Rusia.

La gran peste de Marsella: 1720-1723

Número de víctimas: 100,000 personas
Causa: pulgas con la enterobacteria Yersinia pestis

El “Gran San Antonio”, un barco del levante mediterráneo que atracó en Marsella el 25 de mayo de 1720, fue el causante de la epidemia, pues su cargamento estaba contaminado con la peste.

Se puso en cuarentena tanto a los pasajeros como las mercancías, no obstante, las pulgas en roedores propagaron la enfermedad. Se estima que 30% de la población de Marsella falleció.

La Gran peste de Londres: 1665-1666

Número de víctimas: 100,000 personas
Causa: enterobacteria Yersinia pestis

La plaga comenzó en 1665 y se propagó con gran velocidad durante el verano.

(Foto: General Photographic Agency/Getty Images)

Al igual que en el caso de Marsella, las pulgas en roedores propagaron la enfermedad.

15% de la población londinense murió durante la peste.

Pestes americanas del siglo XVI

Número de víctimas: Se calcula que 90% de la población indígena de América
Causa: Múltiples

Exploradores europeos trajeron diversas enfermedades, como la viruela, a América. Por ejemplo, Hernán Cortés en Tenochtitlán, y Francisco Pizarro en tierras incas.

Las enfermedades y la guerra abatieron a los ejércitos de las civilizaciones locales.

Epidemia de cocoliztli: 1545-1548

Número de víctimas: 15,000,000 de personas
Causa: Salmonella paratyphi C

La epidemia de cocoliztli de 1576 fue un brote epidémico no de viruela, como se consideró anteriormente, sino de fiebre provocada por la Salmonella paratyphi C.

Originada en el Valle de México en abril de 1576, la epidemia se extendió como una “onda expansiva”; se limitó, al norte, a Sonora y, al sur, a la Península de Yucatán y Guatemala.

La peste negra: 1346-1353

Número de víctimas: entre 75,000,000 y 200,000,000 de personas
Causa: Yersinia pestis

La peste negra o muerte negra se refiere a la pandemia de peste más devastadora en la historia de la humanidad que afectó a Eurasia en el siglo XIV.

De nueva cuenta, el vector fueron roedores con pulgas contaminadas con el agente de la enfermedad.

(Foto: Hulton Archive/Getty Images)

A causa de la peste negra, cientos de cuerpos fueron enterrados en fosas comunes.

La pandemia tuvo un impacto profundo en la historia de Europa, pues debido a la reducción de la población, mejoraron los salarios y la calidad de vida de los trabajadores sobrevivientes; además de que por la misma causa hubo importantes avances tecnológicos.

La plaga de Justiniano: 541-542

Número de víctimas: Se estima que entre 25,000,000 y 50,000,000 de personas
Causa: Yersinia pestis

Al inicio de su decadencia, el Imperio Bizantino fue arrasado por la peste bubónica.

La plaga lleva el nombre del emperador bizantino Justiniano. Durante su reinado, el imperio logró su mayor extensión: desde el Medio Oriente hasta Europa occidental.

Justiniano, pese a enfermarse, logró sobrevivir a la plaga. Sin embargo, a causa de la peste, su imperio se redujo.

La peste sipriana: 250-271

Número de víctimas: dentro del Imperio Romano, 5,000 personas, se estima
Causa: desconocida

Su nombre se debe a san Cipriano, obispo de Cartago, y antiguo escritor cristiano que hizo una descripción de la plaga mezclada con sus creencias religiosas en su escrito De mortalitate (“Sobre la peste”).

“Este desafío, ahora que las entrañas, relajadas en un flujo constante, descargan al cuerpo de su fuerza; que un fuego que se origina en los fermentos de la médula en heridas de las fauces; que los intestinos estén sacudidos con un vómito continuo; que los ojos estén ardiendo inyectados de sangre; que en algunos casos los pies o algunas partes de los miembros se arranquen por el contagio de una enfermiza putrefacción; que de esa debilidad que surge por la mutilación y la pérdida del cuerpo, bien la marcha se debilita, o se obstruye el oído, o se oscurece la visión;—es aprovechable como una prueba de fe”.

Entre los posibles causantes de esta peste se encuentra la viruela, una pandemia de gripe y fiebre hemorrágica viral (filovirus), y el Ébola.

La peste antonina: 165-180

Número de víctimas: 5,000,000 de personas
Causa: desconocida

También llamada plaga de Galeno, porque fue el famoso médico quien la describió. Fue una pandemia de viruela o quizá sarampión que afectó al Imperio Romano.

La peste fue llevada por las tropas que regresaban de las campañas del Cercano Oriente. La enfermedad volvió a estallar nueve años más tarde, según el historiador romano Dion Casio, y causó hasta 2,000 muertes por día en Roma.

La plaga de Atenas: 430 a.C.

Número de víctimas: entre 75,000 y 100,000 personas
Causa: Desconocida

En el segundo año de la Guerra del Peloponeso, una enfermedad arrasó Atenas y parte de Esparta. La plaga volvió en dos ocasiones, en el 429 a. C. y en el invierno de 426-425 a. C.

(De Michael Sweerts – Wikimedia Commons)

En su Historia de la Guerra del Peloponeso, Tucídides describe la llegada de la epidemia, que comenzó en Etiopía, atravesó Egipto y Libia y llegó luego al mundo griego.

Entre los patógenos sospechosos de esta plaga están la fiebre tifoidea y el Ébola.

Epidemia prehistórica: 3000 a.C.

Número de víctimas: desconocido
Causa: desconocida

Hace poco más de 5,000 años una peste acabó con una villa prehistórica en un territorio que actualmente pertenece a China. Los cuerpos de niños, jóvenes y viejos fueron acumulados en una construcción que luego fue quemada. Y es que la enfermedad se propagó tan rápidamente que no hubo tiempo para enterrarlos. El sitio es actualmente conocido como Hamin Mangha.

Investigaciones arqueológicas dieron con otro sitio, Miaozigou, donde aconteció una situación similar, por lo que se cree que la enfermedad se propagó por gran parte de la actual China.

Con información de Live Science

Autor:
Marco Ortiz Editor de Especiales NT