Las mentiras más increíbles de Donald Trump

Una lista que recopila las mentiras más hilarantes de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en la campaña presidencial.
octubre 29, 2020

A una semana de las elecciones, Donald Trump se encuentra viajando de una ciudad a otra de Estados Unidos, a veces dando tres discursos por día, en un intento desesperado por darle la vuelta a las preferencias electorales. El presidente está perdiendo por un promedio de diez puntos en las encuestas, por lo que ha recurrido a toda clase de ataques sucios y teorías de conspiración con tal de desprestigiar a su rival, al Partido Demócrata y al mismo sistema político-electoral de su país. Es decir, esta iba a ser su estrategia de cualquier forma, pero ante la creciente posibilidad de una derrota, sus mentiras se han multiplicado en los planos de la frecuencia y la incredulidad.

Te recomendamos: La cobertura de las elecciones en Estados Unidos

No sería una exageración decir que si hago una lista de todas las mentiras del señor Trump, y me limito a los cuatro años de su presidencia, terminaría con un libro tan grueso como la Sección Amarilla. Así que por razones de salud mental, voy a compartir únicamente sus mentiras más fantasiosas de los últimos meses, desde la Convención Republicana al tiempo presente. Según, el New York Times, un mitin de Trump de hora y media de duración contiene cerca de 130 declaraciones falsas, exageradas o engañosas… así que hay bastante material para escoger.

En lo que respecta a la campaña, no vale la pena hacer un análisis más profundo. Esto ya se acabó. Hasta el 27 de octubre, 66 millones de ciudadanos estadounidenses ya emitieron su voto, ya sea por correo o en un módulo de early voting. Esto representa una cuarta parte de la población elegible para votar en Estados Unidos, y probablemente una tercera parte de los que tienen una intención de voto. Así que la gente ya decidió. Ver a Trump tratar de fabricar un escándalo contra Joe Biden es tan absurdo como patético.

Así que pasemos al contenido cómico:

1. “Person, woman, camera, TV”

Una de mis mentiras favoritas de Trump se basa en su insistencia de retratar a Joe Biden como un viejito que ha perdido su lucidez, pero el presidente a menudo queda mal parado. Basta con escucharlo hablar por dos minutos. Así que para rectificar esta percepción, Trump recupera un examen psicométrico que tomó en 2018. El mandatario quiere hacernos pensar que se trató de una prueba para calificar su coeficiente intelectual (una obsesión del presidente), pero en realidad era una prueba para detectar si tenía algún déficit cognitivo, por lo que había preguntas muy básicas de memoria. No obstante, el señor Trump estuvo muy orgulloso de los resultados y presumió su, ahm, cordura en una entrevista para Fox News. El presidente desafió a Biden a tomar la misma prueba, pero el candidato demócrata ha dicho que no hace falta porque no está loco.

2. “The pandemic is rounding the corner”

Si uno le toma la palabra al presidente, el fin de la pandemia ha estado “a la vuelta de la esquina” desde marzo. Durante esta camapaña, el presidente y su equipo han hecho todo lo posible por evitar el tema de la crisis sanitaria, quizás el fracaso más grande de su gobierno. Pero el señor Trump se mantiene optimista. En un principio prometió que el coronavirus iba a desaparecer en el verano “como un milagro” (no desapareció) y que la vacuna contra el covid iba a llegar antes de las elecciones (no llegó). En las últimas semanas, Trump se ha empeñado en argumentar que si no fuera por su gestión, hasta 2.2 millones de estadounidenses hubieran muerto, pero especialistas nos recuerdan que este peor escenario hubiera sido el caso si el gobierno no hubiera hecho absolutamente nada en cuestión de medidas de mitigación. Así que no, el fin de la pandemia no está “a la vuelta de la esquina”.

3. “I call that a cure.”

Hasta el momento COVID-19 no tiene cura. Hay varios tratamientos como plasma de pacientes recuperados, el medicamento antiviral Remdesivir, o el tratamiento de Regeneron al cual estuvo sometido el presidente, sumado a un coctél experimental de drogas para que el mandatario pudiera recuperarse en una semana. En efecto, Trump pudo vencer al covid, pero tales son los beneficios de tener a tu disposición el mejor cuidado médico que el dinero de los contribuyentes puede comprar. De cualquier forma, ninguno de estos puede ser promovido como una cura.

4. “My administration has done more for the black community than any president since Abraham Lincoln.”

No se necesita ser un estudioso de la historia de Estados Unidos para ver que esta declaración es una mentira con todas sus letras. Entre Abraham Lincoln -autor de la Proclamación de Emancipación- y Donald Trump -autor de este desplegado en 1989 que exigía la pena de muerte para cinco jóvenes afroamericanos inocentes del delito que se les acusaba- hay muchos presidentes que avanzaron (muy lentamente) la causa de los derechos civiles para los negros, desde Ulysses S. Grant a Barack Obama, y Trump definitivamente no figura entre los más progresistas.

5. “It kills all the birds”.

Uno de los argumentos de Trump contra las energías limpias es que las turbinas de viento, por ejemplo, “matan todos los pájaros”. Esto fue lo que escuchamos en el último debate contra Joe Biden, y aunque es cierto que las turbinas matan cerca de 300 mil pájaros al año, también es de notar que las aves tienen problemas más urgentes de qué preocuparse. Por ejemplo, los gatos matan 2.4 mil millones de pájaros al año, solo en Estados Unidos. Además, millones de aves mueren al año en choques con coches y ventanas, o son electrocutados por cables de alta tensión. ¿Y qué otra cosa provoca la muerte de millones de aves? Claro, los efectos del cambio climático, un problema que las turbinas que generan energía eólica buscan remediar.

6. “You’re ok with tough questions?” “No.”

Si los momentos favoritos de Trump son sus mítines, es bien sabido que sus entrevistas con periodistas de verdad son todo lo contrario. Es solo en estos ambientes cuando sus mentiras son cuestionadas, por lo que no es sorpresa que el presidente se haya levantado y abandonado la entrevista con Lesley Stahl. ¿La razón? Según el presidente, la periodista de 60 Minutes le estaba haciendo preguntas muy duras. Aunque la campaña de Trump quiso demostrar con este video el trato injusto de los medios de comunicación, a final de cuentas, el señor Trump fue exhibido como un “berrinchudo”. Días después de la entrevista, CBS tuvo que contratar seguridad para proteger a la señora Stahl las 24 horas a causa de las amenazas de muertes, presuntamente enviadas por seguidores de Trump. La entrevista completa puede ser vista por aquí.

7. “Suburban women, will you please like me”

En esa misma entrevista de 60 Minutes, la periodista le pregunta a Trump si en sus mítines le está rogando a las mujeres de los suburbios que voten por él. El presidente aseguró que solo estaba bromeando, nunca caería tan bajo, etc. Aunque la carrera por el voto de los hombres está empatada entre Trump y Biden, el presidente tiene una desventaja de más de 30 puntos porcentuales entre las mujeres. Así que nadie puede culpar a los medios de interpretarlo así cuando el señor Trump está dando toda la impresión de andar rogando. ¿Dónde quedó el ‘macho alfa’?

8. “Those with the lowest IQ, they might come back.”

Según Trump, el programa ‘Catch and Release’ fue desmantelado porque los refugiados que son detenidos por las autoridades de migración no se presentan a sus audiencias en la corte; nadie salvo aquellos con el coeficiente intelectual más bajo. Con esta declaración que el presidente pronunció en el último debate, Trump infiere que solo los más tontos siguen la ley. Pero la realidad es muy distinta. Según cifras de especialistas en el tema migratorio, 99 de cada 100 refugiados asisten a todas sus citas en la corte.

9. “Hydrosonic”

El presidente parece incapaz de pronunciar la palabra hypersonic, en referencia a un tipo de misil. Hydrosonic es una marca de cepillo de dientes.

Hacemos un recuento de las principales mentiras del presidente Donald Trump. (Imagen: Noticieros Televisa)

Autor:
Javier Carbajal Doxálogo