Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Por qué existe el Día Mundial de la Naturaleza?

Día Mundial de la Naturaleza: el cuidado y preservación de la flora y fauna es indispensable para mantener el equilibrio de nuestro planeta.
marzo 2, 2020

Y a ti, ¿qué es lo primero que te viene a la mente cuando escuchas la palabra “naturaleza”?

Aunque cotidianamente usamos este término, pocas veces profundizamos en la importancia que la naturaleza tiene en nuestra vida.

Uno de los esfuerzos para que seamos más conscientes de este tema, es la celebración del Día Mundial de la Naturaleza, fecha que desgraciadamente pasa desapercibida para la mayoría de la población. El propósito de este texto es acercarnos un poco más al objetivo de este día dedicado a la vida silvestre.

¿Cuál es el objetivo del Día de la Naturaleza?

El 20 de diciembre de 2013 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó al 3 de marzo como el Día Mundial de la Naturaleza (también conocido como Día de la Vida Silvestre) con el objetivo de difundir la variedad y belleza de la flora y fauna salvaje del planeta, así como de crear conciencia sobre los beneficios que para la humanidad tiene la conservación de estas formas de vida.

La instauración de este día también busca recordarnos la necesidad urgente de acabar con los los delitos en contra del medio ambiente, así como frenar la disminución de especies ocasionada por la actividad humana, que a la larga traerá consecuencias negativas no solo en el ámbito medioambiental, sino también en materia económica y social.

Imagen de archivo (Dan Kitwood/Getty Images).

¿Por qué se celebra el 3 de marzo?

La asignación de esta fecha a la celebración no es fortuita, pues hace referencia a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que se realizó en Washington, D.C. el 3 de marzo de 1973.

Con esta convención entró en vigor un acuerdo internacional entre los miembros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (conformada tanto por estados como por organizaciones no gubernamentales), para asegurar que el comercio internacional de plantas y animales salvajes no amenace su supervivencia.

Con dicho acuerdo se le brindaron diferentes grados de protección a más de 30 mil especímenes de animales y plantas.

Por ello, la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 68/205 decidió que no había fecha más adecuada para celebrar el Día Mundial de la Naturaleza, pues persigue los mismos fines.

Al implementar esta celebración, Naciones Unidas reafirmó el valor intrínseco de la flora y la fauna silvestre, además de sus contribuciones genéticas, económicas, educativas, recreativas, sociales, culturales, estéticas y ecológicas al bienestar de la humanidad y el desarrollo sostenible; reconociendo además, el papel fundamental de la CITES para asegurar que las especies no se vean amenazada por el comercio internacional.

Imagen de archivo (Sean Gallup/Getty Images).

La importancia de preservar a la naturaleza

Si algo caracteriza a nuestro planeta es su amplia variedad de seres vivos. La interacción entre los elementos de la flora y fauna hace de nuestro planeta un lugar habitable. De hecho, los humanos dependemos de los vínculos y constante correlación de los elementos de la biosfera para satisfacer nuestras necesidades de supervivencia, como son la comida o el aire que respiramos.

Desgraciadamente, la sobreexplotación -tanto de los recursos naturales como de sus especies- ha ocasionado que durante las próximas décadas una cuarta parte de las especies estén en riesgo de desaparecer.

En este contexto, encontrar la forma de reducir el impacto ambiental y brindar protección a las especies se vuelve prioritario.

El Día Mundial de la Naturaleza es una invitación a los estados miembros de la ONU, a los organismos internacionales, a las organizaciones no gubernamentales y a la sociedad civil para celebrar a la vida silvestre y honrar a las más de 7 mil especies que se encuentran en peligro de extinción como resultado directo e indirecto de actividades como:

  • La caza y comercio de animales
  • La reducción del hábitat por la tala de hectáreas de bosque
  • Utilización de pesticidas para aumentar la extensión de tierra cultivable

El hombre no es dueño de la naturaleza y por ello no tendría que usar sus recursos de forma arbitraría hasta agotarlos, al contrario, su obligación es administrarlos en un marco de consideración y respeto por su entorno.

Imagen de archivo (Sean Gallup/Getty Images).

El enfoque para 2020

Cada año, el Día Mundial de la Naturaleza tiene un planteamiento distinto. Para 2020 es “Garantizar el sostenimiento de la vida en la Tierra”, por lo que además de celebrar a la vida silvestre también buscará:

  • Crear conciencia sobre los beneficios que tiene la vida silvestre para las personas (principalmente para las comunidades más cercanas).
  • Discutir sobre las amenazas contra la flora y la fauna silvestre y la necesidad urgente de sumar voces.
  • Tomar medidas para conservar a la vida silvestre y asegurar que su uso continuo sea sostenible.

Para más información sobre el Día Mundial de la Naturaleza da clic aquí.

Imagen de archivo (Matt Cardy/Getty Images).

Autor:
Gabriel Revelo Me gano la vida contando historias, aunque mi verdadera función en la vida es hacer el ridículo. Dicen que era más chévere cuando era gordo. Runner que siempre se lesiona.