¿Qué son los derechos humanos y cuál es su panorama en México?

El 10 de diciembre es el Día de los Derechos Humanos y por ello presentamos su panorama desde México y sus cambios.
diciembre 5, 2019

“La vela no arde por nosotros, sino por todos aquellos a quienes no conseguimos sacar de prisión, a quienes dispararon camino de la cárcel, a quienes torturaron, secuestraron o hicieron ‘desaparecer’. Para eso es la vela”. –Peter Benenson

Cada 10 de diciembre, las manos y brazos se unen para conmemorar una fecha que cambió la historia de la humanidad, pues al volver la mirada hacia el día en que se decretó la Declaración Universal de los Derechos Humanos es posible realizar un análisis sobre el crecimiento social, empático y humano que hemos tenido para con los nuestros así como de aquellas aristas que deben limarse.

Esa serie de prerrogativas que, según Eleanor Roosevelt, “nacen en pequeños lugares, cerca de casa; en lugares tan próximos y tan pequeños que no aparecen en ningún mapa”, fueron aceptadas en 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, ante la que se presentó el borrador que los representantes de diversos contextos jurídicos escribieron para exponer valores universales y un “ideal común para todos los pueblos y naciones”.

En esta búsqueda se dieron los primeros pasos hacia la misma dignidad y el mismo valor humano.

¿Qué son los derechos humanos?

De acuerdo a la Amnistía Internacional, estas prerrogativas “son derechos que tenemos todas las personas por el mero hecho de existir. Respetarlos permite crear las condiciones indispensables para que los seres humanos vivamos dignamente en un entorno de libertad, justicia y paz. El derecho a la vida, a la libertad de expresión y de conciencia, a la educación, a la vivienda, a la participación política o de acceso a la información son algunos de ellos”.

“No hacen distinción de sexo, nacionalidad, lugar de residencia, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, edad, partido político o condición social, cultural o económica. Son universales, indivisibles e interdependientes”.

Si se toma como punto de partida a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos será posible enlistar 54 derechos fundamentales y universales que abarcan todos los aspectos que una persona requiere para realizarse en plenitud y alcanzar una vida digna en la que no existan privilegios, sino justicia.

Estos son:

  • Derecho a la vida
  • A la igualdad y prohibición de discriminación
  • Igualdad entre mujeres y hombres
  • Igualdad ante la ley
  • Libertad de la persona
  • Derecho a la integridad y seguridad personales
  • Libertad de trabajo, profesión, industria o comercio
  • Libertad de expresión
  • Libertad de conciencia
  • Libertad de imprenta
  • Derecho a la libertad de tránsito y residencia
  • Libertad de asociación, reunión y manifestación
  • Libertad religiosa y de culto
  • Derecho de acceso a la justicia
  • Derecho a la irretroactividad de la ley
  • Derecho de audiencia y debido proceso legal
  • Principio de legalidad
  • Seguridad jurídica en materia de detención
  • Seguridad jurídica para los procesados en materia penal
  • Derechos de la víctima u ofendido
  • Seguridad jurídica en las detenciones ante la autoridad judicial
  • Seguridad jurídica respecto de la imposición de sanciones y multas
  • Seguridad jurídica en los juicios penales
  • Derecho a la inviolabilidad del domicilio
  • Derecho a la inviolabilidad de comunicaciones privadas
  • Derecho a la propiedad
  • Derechos sexuales y reproductivos
  • Derecho de acceso a la información
  • Derechos la protección de datos personales
  • Derecho de petición
  • Derecho a la ciudadanía
  • Derecho a la reparación y a la máxima protección
  • Derecho a la educación
  • Derecho a la salud
  • Derecho a la vivienda
  • Derecho al agua y saneamiento
  • Derecho a la alimentación
  • Derecho a un ambiente sano
  • Derecho a la identidad y al libre desarrollo de la personalidad
  • Derechos de los pueblos y comunidades indígenas
  • Derechos agrarios
  • Derecho de acceso a la cultra
  • Derecho a la cultura física y al deporte
  • Derecho al trabajo
  • Derecho en el trabao
  • Derecho a la seguridad social
  • Derecho de las niñas, niños y adolescentes
  • Derecho de las personas con discapacidad
  • Derecho de las personas adultas mayores
  • Derecho de las personas migrantes
  • Derecho a la reparación integral del daño
  • Derecho a la reparación por violaciones a los derechos humanos
  • Derecho a la verdad
  • Derecho a la Reinserción Social

Protestas por las Reformas Sociales del Gobierno de Sebastian Piñera en Chile, 2019. (Marcelo Hernandez/Getty Images)

Los derechos humanos en México

En el caso de nuestro país, la historia comienza tomando en cuenta la posición en ocasiones privilegiada y en ocasiones estratégica que la naturaleza eligió para nosotros.

Al sur, los conflictos sudamericanos, las constantes migraciones y los estallidos ocasionados por las Reformas Sociales de diversas políticas -como las más recientes: Chile, Bolivia, Haití, Guatemala y Colombia– nos hacen mirar hacia nuestro propio panorama y contexto para entender la situación de violencia y conflicto que no deben sernos ajenas.

Aquí, los Derechos Humanos están garantizados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos desde 2011, cuando adquirieron un rango constitucional que incluyó a los derechos y pactos de tratados internacionales.

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos es quien asume una noción general y diagnóstica la situación de estas prerrogativas en nuestro país, afirmando que han existido fallas estructurales a lo largo de los años que deben corregirse de la mano de las autoridades y distintos niveles de gobierno.

El antecedente más cercano a la CNDH es la defensa de los indígenas nativos, quienes fueron protegidos de los abusos de los colonizadores por personajes como fray Bartolomé de las Casasfray Alonso de la Vera Cruz, quienes denunciaron las arbitrariedades y agresiones sin justificación aparente contra los pueblos originarios.

Con la creación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, registrada en 1990, surgió el Ombudsman nacional por decreto del Presidente de la República y la aprobación del Senado. Celebró su primera sesión en junio de aquel año. En 1999 se estableció que el Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos sería elegido por el voto de las dos terceras parte de los presentes del Senado, por lo que su duración en el cargo sería de cinco años con opción a una reelección.

Los artículos destinados en nuestra Constitución a estas prerrogativas van del 1º al 11º, 15º, 24º, 27º, 35º, 37º y 123º, mientras que en cuanto a grupos vulnerables, los Derechos Humanos buscan construir un eje que abra un Estado de Derecho fortalecido con la participación de diversas fuerzas políticas y sociales para atender estas causas.

Estudiantes de diversas instituciones educativa marchan para conmemorar la masacre del 2 de octubre. (Graciela López/Cuartoscuro.com)

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)

La CNDH es la principal entidad gubernamental responsable de promover y proteger los Derechos Humanos en México.

Posee autonomía de gestión y presupuestaria además de personalidad jurídica y patrimonio propios, siendo acreditada por las Naciones Unidas, quienes le otorgaron el estatus “A” mediante el Comité Internacional de Coordinación para la preservación de los derechos.

Entre sus funciones están la de proteger a las personas de actos y omisiones de naturaleza administrativa provenientes de cualquier autoridad o servidor público, con excepción de los del poder Judicial de la Federación  y de los de materia electoral, según lo estipulado en el artículo 12 de la Constitución.

Sus objetivos son proteger, observar, promover, estudiar y divulgar los Derechos Humanos (DD. HH.) previstos por el orden jurídico mexicano, lo que la hace acreedora de una serie de atribuciones entre las que se encuentran: el recibimiento de quejas por presuntas violaciones a de los DD. HH., la formulación de recomendaciones públicas, denuncias y quejas ante las autoridades respectivas, la conciliación entre quejosos y autoridades señaladas como responsables, la inmediata solución a conflictos planteados y la proposición de mejoras en materia de los derechos humanos a diversas autoridades del país.

Los delitos que atentan contra la integridad

De acuerdo a una investigación publicada por Andrés Lajous y Pablo Piccato en Nexos, que reúne datos de 2918 del INEGI, el 93% de delitos sufridos en nuestro país no son denunciados, pero en total se reportan 37.1 millones en un año.

En estas listas, los peores delitos que atentan contra la dignidad e integridad civil dentro de la sociedad mexicana son el homicidio, las lesiones dolosas, el robo y la violación. A los que se suman las desapariciones forzadas y secuestros.

A nivel nacional, también se enlistan delitos contra la salud pública, sobre todo en la zona norte del país -entre los estados de Baja California y Tamaulipas- sin embargo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos resolvió un total de 211 expedientes de queja y de inconformidad (en 2018), emitiendo 101 instrumentos recomendatorios.

¿Cómo levantar una queja o denuncia?

Conforme lo estipula la propia Comisión, esta entidad es competente para tramitar una queja cuando:

  • Las autoridades administrativas de carácter federal, con excepción de los del Poder Judicial de la Federación, cometan actos u omisiones que violen los derechos humanos.
  • Una persona cometa un ilícito con la tolerancia o anuencia de algún servidor público o autoridad federal, o cuando estos últimos se nieguen, sin fundamento, a ejercer las atribuciones que legalmente les correspondan en relación con dichos ilícitos; particularmente tratándose de conductas que afecten la integridad física de las personas.
  • Se presenten inconformidades por las omisiones o por la inactividad en que incurran los Organismos Locales de Derechos Humanos, así como por la insuficiencia en el cumplimiento de sus recomendaciones, por parte de las autoridades locales.

Enmarcando que “las quejas relacionadas con presuntas violaciones a derechos humanos” pueden ser emitidas “en cualquier lugar del territorio nacional”.

Una vez entendido esto, el proceso para realizar una denuncia ante la CNDH requiere que:

  • Esta sea presentada por escrito en las instalaciones de la CNDH, o sea enviada por correo o fax. En casos urgentes, se admitirán las quejas no escritas que se formulen por otro medio de comunicación como el teléfono; en este caso, únicamente se deberán mencionar los datos mínimos de identificación. Cuando se trate de menores de edad o de personas que no puedan escribir, pueden presentar su queja oralmente.
  • Dirigirse a la CNDH o a su Presidenta Mtra. María del Rosario Piedra Ibarra y solicitar expresamente la intervención de este Organismo Nacional.
  • Estar firmada o presentar la huella digital del interesado; la CNDH no admite comunicaciones anónimas. Por ello, si en un primer momento, el quejoso no se identifica o firma su escrito de queja, deberá ratificarlo dentro de los tres días siguientes a su presentación.
  • Contener los datos mínimos de identificación, como son: nombre, apellidos, domicilio y, de ser posible, un número telefónico en el que se pueda localizar a la persona a la cual le han sido o le están violando sus derechos fundamentales, así como de la persona que presenta la queja.
  • Contar con una narración de los hechos que se consideran violatorios a los derechos humanos, estableciendo el nombre de la autoridad presuntamente responsable.
  • Entregarse, de ser posible, acompañada de todos los documentos con que la persona cuente para comprobar la violación a los derechos humanos.

Los servicios que la CNDH proporciona son gratuitos y para solicitarlos no es necesaria la presencia de un abogado. Este Organismo Nacional cuenta con el personal capacitado para auxiliar, orientar y asesorar jurídicamente a quien lo requiera, según el sitio web de la comisión.

Por su parte, la Dirección General de Quejas, Orientación y Transparencia cuenta con personal de guardia, que se encarga de recibir y atender las reclamaciones o quejas urgentes proporcionando asesoría las 24 horas del día los 365 días del año.

Marcha por los 1000 días del aniversario de la desaparición de 43 normalistas en Ayotzinapa, México. (Miguel Tovar/LatinContent via Getty Images)

El futuro

Las labores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como las de Amnistía Internacional buscan sumar esfuerzos con la sociedad civil para poder hacer posible que la vida digna de toda persona, tanto en el mundo como en nuestro país, sea una realidad cercana y tangible.

Medios de contacto CNDH

Atención Telefónica (24 horas): (01 55) 56 81 81 25 y (01 55) 54 90 74 00
Teléfono de larga distancia gratuita 01 800 715 2000
Fax. (01 55) 56 81 84 90

CNDH: Periférico Sur – 3469. Colonia San Jerónimo Lídice.
Alcaldía La Magdalena Contreras, Ciudad de México. C.P. 10200

Material de apoyo

Ilustración principal: Valentina Avilés