Lee también:

Denunciar a Maciel: a veinte años de una carta