Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Cineteca Nacional: La historia de un lugar dedicado al cine

Cineteca Nacional: repasamos la historia de este oasis cinematográfico de la CDMX, dedicado a la catalogación, exhibición, difusión y preservación del cine México.
enero 8, 2020

Este 17 de enero, se cumplirán 46 años de la apertura de la Cineteca Nacional, una institución que se dedica a la catalogación, exhibición, difusión y preservación del cine en México.

Sin embargo, su trascendencia va más allá. Con el paso de los años este espacio ha contribuido a conformar la cultura cinematográfica de miles de mexicanos, acercándolos a todas esas obras que no están presentes en el circuito comercial.

Esta es la historia de este oasis cinematográfico de la Ciudad de México.

Antecedentes de la Cineteca Nacional

Si bien la Cineteca Nacional abrió sus puertas en 1974, su origen se remonta décadas atrás, primero con la creación de la Filmoteca Nacional en 1936 y, más tarde, con el Laboratorio de Cinematografías y el Departamento de Cinematografía, organismos que se encargaban de preservar el patrimonio fílmico de México.

A la par, en la década de los cuarenta surgió la Sala Regis, donde ya se emprendían acciones referentes al resguardo y exhibición del cine artístico.

Estos esfuerzos propiciaron que la Secretaría de Gobernación creara la Ley de la Industria Cinematográfica en 1949, y el reglamento para salas en 1952, donde se estableció que los exhibidores deberían donar una copia de sus películas proyectadas para su resguardo.

Finalmente, el 8 de julio de 1960 surgió la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México, que fue pionera en los procesos de rescate, catalogación, búsqueda y restauración de material fílmico.

Cineteca Nacional: La historia de un lugar dedicado al cine.

Churubusco y Tlalpan, la primera sede

Para preservar los archivos fílmicos de México, el Banco Nacional Cinematográfico formuló en 1970 el Plan de Reestructuración de la Industria Cinematográfica Mexicana, en donde se consideró instalar una cineteca en los terrenos de los Estudios Churubusco, en el cruce de Río Churubusco y Calzada de Tlalpan (donde actualmente se encuentra el Centro Nacional de las Artes).

La Cineteca Nacional fue diseñada por el arquitecto Manuel Rocha y fue inaugurada el 17 de enero de 1974, en un evento al que asistió el presidente Luis Echeverría. Por la noche se proyectó El compadre Mendoza de Fernando de Fuentes.

Este espacio contaba con tres salas (la más grande de éstas con una capacidad de 590 espectadores) y un área de bóvedas destinada a la preservación del acervo fílmico del país.

Fue en esta primera sede donde nacieron eventos como el Foro Internacional de la Cineteca y la Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional. En sus salas principalmente se exhibían cintas de corte artístico, experimental o con temática polémica, tanto de México como del mundo.

(Imagen tomada de facebook.com/laciudaddemexicoeneltiempo).

El incendio

El 24 de marzo de 1982, cerca de las tres de la tarde, personal de la Cineteca Nacional detectó la presencia de humo proveniente del sótano (otras versiones afirman que el incendio inició detrás de la pantalla de la Sala Fernando de Fuentes). Luego de avisar a los bomberos de los Estudios Churubusco, se empezó a evacuar el lugar, donde había alrededor de 900 personas.

A pesar de los esfuerzos por contener el fuego, este llegó a las bóvedas donde se encontraban miles de latas con rollos fílmicos, elaborados a base de nitrato de celulosa altamente inflamable, lo que provocó una violenta explosión. Las llamas se extendieron rápidamente y ardieron durante casi 21 horas, destruyendo las instalaciones casi en su totalidad.

Aunque en los medios se manejó que hubo de siete a 20 muertos, en el reporte final se habló solo de tres muertos. Tampoco hubo datos certeros sobre el acervo perdido, aunque extraoficialmente se habla de:

  • 6,506 negativos (de los cuales 3,300 eran mexicanos)
  • 2,300 guiones
  • 9,278 libros y revistas
  • Dibujos originales de Diego Rivera y Sergei Eisenstein
  • Negativos de películas de Manuel Álvarez Bravo y Juan Orol
  • El archivo fílmico de la presidencia de Plutarco Elías Calles

Incluso, este hecho es registrado por Guinness Records como la pérdida más grande de un archivo cinematográfico de la historia.

Hay diversas hipótesis sobre las causas del incendio, como una explosión en el restaurante Wing’s que estaba dentro del inmueble, una colilla de cigarro arrojada cerca de las latas de película, o un cortocircuito. De acuerdo al dictamen oficial no se encontraron indicios suficientes para corroborar alguna de estas teorías.

Los restos del edificio fueron demolidos y, para la década de los noventas, en ese mismo sitio, se construyó el Centro Nacional de las Artes.

La mudanza a Xoco

Tras el incendio en la primera sede de la Cineteca, el 4 de junio de 1982 se instauró el Patronato Pro reconstrucción y Recuperación de la Cineteca, encabezado por el director de fotografía Gabriel Figueroa y por el actor Mario Moreno ‘Cantinflas’. Este organismo encabezó varios esfuerzos de carácter social y gubernamental, que permitieron la construcción de una nueva sede en el barrio de Xoco.

Este comité también se encargó de localizar, adquirir y revisar material fílmico de distintos acervos y colecciones tanto públicas como privadas.

El espacio destinado para levantar este complejo fue en la Plaza de los Compositores, sobre avenida México-Coyoacán, donde aprovecharon las cuatro salas de cine que ya existían, y que se complementaron con la construcción de otras cuatro. Además se construyeron nuevas bóvedas para resguardar el acervo fílmico que lograron reunir tras el incendio.

La obra, que corrió a cargo del arquitecto Manuel Rocha, fue inaugurada el 27 de enero de 1984.

(facebook.com/PRENSAFAN).

El nuevo rostro de la Cineteca Nacional

Durante 27 años, las instalaciones de esta segunda sede carecieron de cambios significativos, por lo que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) planteó la necesidad de hacerle una remodelación integral. Así, en 2011 surgió el programa llamado Cineteca Nacional del Siglo XXI.

El arquitecto Michel Rojkind fue el elegido para emprender este proyecto, que con un presupuesto de 387 millones de pesos, contemplaba:

“La ampliación, actualización, dignificación e impulso de los espacios apropiados para el desempeño de sus funciones, la promoción de la cultura y el entretenimiento, así como el enriquecimiento de su principal activo: la historia y la actualidad capturada en material fílmico e iconográfico”.

Las obras comenzaron el 31 de diciembre de 2011. Durante varios meses las proyecciones y actividades de la Cineteca fueron trasladadas a otras salas y recintos en la Ciudad de México, como el Auditorio del Museo de Arte Carrillo Gil, la Sala Luis Buñuel del Centro de Capacitación Cinematográfica, el Auditorio de la Biblioteca José Vasconcelos, el Auditorio Alfonso García Robles del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, el Cine Lido o el Cine Teresa, por mencionar algunos.

Para marzo de 2012, Conaculta incrementó el presupuesto a 540 millones de pesos, inversión que se planeaba recuperar para 2019.

(facebook.com/CinetecaMexico).

Aunque esta remodelación respetó gran parte de la estructura anterior, integró nuevos edificios para agregar diez salas convencionales y la sala al aire libre ‘Gabriel Figueroa’, así como:

  • Un laboratorio de restauración digital
  • Una videoteca
  • Nueve bóvedas
  • Galería para exhibiciones
  • Oficinas administrativas
  • Comercios como tiendas, librerías y restaurantes

Además de la ampliación del centro de documentación.

(facebook.com/CinetecaMexico).

La reapertura de las instalaciones fue el 28 de noviembre de 2012. Esta fue una de las últimas actividades en las que Felipe Calderón participó como presidente.

Otras características de la Cineteca Nacional

Estos son algunos datos o curiosidades alrededor de este importante recinto cultural:

1. La famosa escultura conocida como El Cubo de las transmutaciones, del artista plástico Juan Luis Díaz, fue instalada en el centro de las Plaza de los Compositores en 1979. Se encuentra orientado hacia la Estrella Polar.

(facebook.com/CinetecaMexico).

2. En sus bóvedas hay más de 15 mil títulos nacionales e internacionales en formatos de 16 y 35 milímetros. Además de un acervo no fílmico compuesto por 30 mil videos y 330 mil materiales iconográficos referentes al cine, como fotografías y carteles.

3. El laboratorio de restauración digital ‘Elena Sánchez Valenzuela’ es una instalación única en Iberoamérica, que mediante dispositivos de alta tecnología se dedica al rescate y restauración de material fílmico.

4. Su galería, inaugurada en 2015, es el primer espacio museístico destinado a exposiciones vinculadas al cine.

5. La Muestra Internacional de la Cineteca Nacional actualmente es uno de los eventos cinematográficos más esperados y relevantes de México, que se realizan de forma ininterrumpida desde 1978.

Actualmente, la Cineteca Nacional es una institución dependiente de la Secretaría de Cultura y forma parte de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF).

Ilustración principal: Cuemanche!

Autor:
Gabriel Revelo Me gano la vida contando historias, aunque mi verdadera función en la vida es hacer el ridículo. Dicen que era más chévere cuando era gordo. Runner que siempre se lesiona.