Foto Ajolote Peligro Extinción 27 Septiembre 2019

El ajolote, una especie de México en peligro de extinción

Charles Darwin escribió en El origen de las especies que “las especies que sobreviven no son las más fuertes ni las más rápidas, ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”. Bajo esta lógica, aquellas especies que no logren adaptarse a las nuevas condiciones que existen en el mundo dejarán de ser parte de él. Tristemente los seres humanos hemos hecho el mundo nuestro, arrasamos con todo lo que se ponga enfrente, al punto de que el planeta podría ni siquiera ser habitable para nosotros. Quizá solo entonces el mundo logrará su tranquilidad.

Para nuestra mala suerte, aunque intentemos detener o dar marcha atrás con unas gotas de conciencia, hay seres vivos que ya se extinguieron y otros que se encuentran a días de dejar de existir, tal es el caso del pequeño axolote o ajolote mexicano.

¿Qué es un Ajolote?

El ajolote es una salamandra bastante especial porque tiene la característica de conservar sus rasgos larvales en su vida adulta. Esto quiere decir que esta especie conserva su aleta dorsal de renacuajo, así como sus branquias externas, que salen de la parte trasera de su cabeza en forma de plumas.

Una de las cosas más bonitas de este ser es su nombre, que proviene del náhuatl “xolotl”, en referencia a Xólot, el dios azteca de la muerte, la resurrección y el juego. Al Ajolote se le conoce desde la antigüedad como el “pez caminante”, un nombre atinado para un anfibio que camina en dos patas y tiene un rostro tan amigable.

Este ser de luz, es chilango, y se encuentra en el complejo lacustre de Xochimilco. A diferencia de cualquier otra salamandra, después de madurar, el ajolote sale del agua; sin embargo, en la mayoría de los casos, prefiere permanecer dentro de los lagos y canales de dicha alcaldía.

Xochimilco, hogar del ajolote mexicano. (AP Photo/Dario Lopez-Mills)

Xochimilco, hogar del ajolote mexicano. (AP Photo/Dario Lopez-Mills)

Esta especie llega a medir hasta treinta centímetros, pero su tamaño más común es de quince. Su color más recurrente es el negro, pero seguramente el que tú conoces es una especie entre el rosa y blanco, esos fueron criados en cautiverio. Estos animales se alimentan de moluscos, gusanos, larvas, crustáceos y algunos peces. Son conocidas por ser el depredador dentro de su hábitat. Puede llegar a vivir hasta 15 años de edad.

Pero después de conocer las hermosas características de este pequeño animal, tenemos que regresar al principio y hablar de su situación. Tristemente su población se encuentra en declive. Vivir en la Ciudad de México es difícil, sabemos que es de las urbes más contaminadas del mundo, y las aguas de Xochimilco no son la excepción, lo cual afecta de manera directa la vida de esta especie.

(AP Photo/Dario Lopez-Mills)

Por si fuera poco, el ajolote es víctima del mercado negro, y peor aun, es considerado como un “manjar” mexicano, lo que ha llevado que sea vuelva una de las especies más amenazadas del país.

¿Qué significa estar en peligro de extinción?

El peligro es una advertencia, normalmente se trata de una situación latente, con un potencial negativo para una especie. Este peligro es por una amenaza concreta (en el caso del ajolote por ser un manjar y por la situación en la Ciudad de México) o bien por una circunstancia abstracta. En el caso del ajolote, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), su especie se encuentra en peligro crítico de extinción.

(AP Photo/Dario Lopez-Mills)

Es importante aclarar que esta especie es 100 por ciento mexicana. En la década de los ochenta fue introducida por personas desconocidas. La primera vez que se escuchó hablar de esta fue en referencias escritas, cuando Alexander von Humboldt se llevó a París dos de estos ejemplares para mostrárselos al naturalista Georges Curvis.

Sin embargo, no todo está perdido, la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno de la Ciudad de México tiene un programa de rescate del anfibio en las instalaciones del Bosque de Chapultepec. Esperemos que sea suficiente para que esta bella salamandra siga viviendo entre nosotros y sea un sobreviviente, como de los que habla Darwin.

comentarios