"El 23 de marzo de 1994, Jacobo Zabludovsky le informaba a millones de mexicanos que el candidato a la presidencia,
Luis Donaldo Colosio, era asesinado.”

¿QUIÉN ES QUIÉN?

LOS PERSONAJES DE HISTORIA DE UN CRIMEN: COLOSIO EN LA VIDA REAL

Luis Donaldo Colosio

Economista y político. Fue diputado, senador, presidente del PRI, titular de la Secretaría de Desarrollo Social y candidato para el periodo presidencial 1994-2000... hasta que fue asesinado.

Diana Laura Riojas

Economista. Comenzó su carrera en la Secretaría de Programación y Presupuesto. Se casó con Colosio Murrieta en 1985. Murió 8 meses después del asesinato a causa de cáncer.

Carlos Salinas de Gortari

Economista y político. Presidente de México de 1988 a 1994. Su sexenio se caracterizó por la firma del TLCAN, la privatización masiva de empresas estatales y por tener que iniciar la investigación sobre el caso Colosio.

Ernesto Zedillo

Economista y político. Presidente de México de 1994 al 2000. Asumió la dirección de la campaña de Colosio. Se convirtió en el candidato presidencial después de su asesinato.

Mario Aburto

Un obrero de origen michoacano. Conocido como “el asesino solitario” y supuestamente autoproclamado “caballero águila”. La versión oficial lo señala como el asesino de Colosio.

Jacobo Zabludovsky

Abogado y periodista. Fundador de la figura del noticiero profesional en México. Su noticiario fue el de mayor audiencia en el país por varias décadas.

UNA PROMESA PARA MÉXICO

“Yo veo un México con hambre y sed de justicia”

Colosio. Monumento a la Revolución. 1994

Luis Donaldo Colosio era candidato a la presidencia de México. Era un político carismático, lideraba las encuestas y era el candidato elegido por el partido hegemónico.

En las elecciones de 1994, la victoria parecía asegurada...

Colosio reunió los pendientes de un gobierno alejado de la ciudadanía y los convirtió en la esencia de un discurso poderoso:

“Veo un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla”

Colosio. Monumento a la Revolución. 1994

¿Colosio iba a cumplir con sus promesas? ¿Con sus compromisos? Nunca lo sabremos...

Unos días después de pronunciar el polémico discurso del 6 de marzo, fue asesinado en Lomas Taurinas, Tijuana.

Luis Donaldo Colosio; momento exacto del asesinato de Colosio

UNA VERSIÓN OFICIAL MUY TURBIA

UNA INVESTIGACIÓN DUDOSA

Todos recordamos la escena, vive en la memoria colectiva: suena La Culebra, Colosio camina entre gente (como tanto le gustaba hacer), una multitud se lanza frenética para tocarlo... Entonces, un joven se acerca, le pone una pistola en la sien, a escasos 2 centímetros, y le dispara.

Ahí terminó una promesa y comenzó el caso más polémico de la historia mexicana reciente:

Antes de cualquier especulación, Mario Aburto fue señalado como culpable. El proceso fue llevado, a tropezones, por el gobierno de Carlos Salinas y de Ernesto Zedillo.

La hipótesis oficial fue la siguiente: de alguna manera, Aburto evadió a la seguridad del candidato y lo mató por voluntad propia.

¿Pero en realidad sucedió así?

LAS EVIDENCIAS APÓCRIFAS

Una evidencia “famosa” del caso es el cuaderno de Aburto repleto de anotaciones y dibujos, se le conoció como el Libro de Actas. Ahí estaba la ilustración de un hombre sentado en una silla presidencial.

Los peritos aseguraron que todo era obra de Aburto y que era evidencia de su odio a la autoridad y al candidato. El problema es que los documentos desclasificados muestran que un primo de Aburto declaró que los dibujos eran suyos y una carta del propio Aburto declara que los dibujos no los hizo él.

TESTIMONIOS DUDOSOS

El caso se armó alrededor de miles de testimonios. Lo que no se sabía, hasta ahora, es que muchos de ellos fueron desmentidos...

¿QUIÉN LO MATÓ?

¿UN ASESINO SOLITARIO?

El presidente Carlos Salinas no quería que hubiera sospechas por lo que creó la Fiscalía Especial para el Caso Colosio. Esta Fiscalía tuvo 4 fiscales y funcionó, entre innumerables desmentidos y polémicas, por 7 años.

Hace algunos meses, se logró la desclasificación del expediente del proceso en contra de Mario Aburto. Son 9 mil hojas y se puede constatar que, culpable o no, el proceso fue irregular.

Actualmente, el caso está cerrado y la hipótesis que prevaleció fue la del asesino solitario. Pero, entre tantas irregularidades ocultas la incredulidad persiste en la sociedad mexicana.

¿SALINAS SEÑALADO?

Es un lugar común en la sociedad mexicana señalar a Salinas como culpable del asesinato de Colosio... pero ¿es la única hipótesis que existe?

Un ajuste de cuentas del narco, una disputa entre políticos prominentes de la época, un asesino solitario sociópata… Alrededor de este magnicidio hay muchas hipótesis plausibles y ninguna certeza.