Dolor, muerte, Felipe Ehrenberg, comunidad cultural