headerNav





  • Datos de un estudio revelan que desde el año fiscal 2012 hay una baja en estas deportaciones, mientras que los casos por visado vencido u otros motivos han ido en aumento

WASHINGTON, Estados Unidos, mar. 14, 2014.- Entre los años fiscales 2012 y 2014, los casos de deportados que enfrentaron cargos criminales han disminuido de un 16% del total a un 12%, de acuerdo a datos de las cortes de inmigración del país.

La publicación de la información, en un reporte publicado por la organización Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) de la Universidad de Syracuse, coincide con el anuncio de la Casa Blanca de que el presidente Barack Obama se ha comprometido a lograr una aplicación de la ley migratoria de manera "más humana".

Según los datos del estudio, durante los primeros cinco meses del año fiscal 2014 se han emitido 58 mil 951 órdenes de deportación, de las que en sólo 7 mil 67, correspondientes a un 12 por ciento, existen cargos criminales.

En 2013, de las 193 mil 858 órdenes de deportación de extranjeros, 26 mil 921 correspondieron a personas que tenían casos criminales, es decir, un 14 por ciento del total.

El reporte desglosado de TRAC indica que durante 2012, el Departamento de Seguridad Nacional ordenó deportar a 33 mil 227 personas con cargos criminales, de los 213 mil 914 casos totales, lo que representa un 15.5 por ciento.

De acuerdo al informe, en lo que va del año fiscal 2014 el número de personas con órdenes de deportación, que han enfrentado cargos de delitos graves es de apenas el 3.44 por ciento.

La proporción de solicitudes presentadas por las cortes migratorias en función al cargo no penal por la entrada sin inspección al país ha ido a la baja, a partir de 59 por ciento en el 2012, a 51 por ciento en el año fiscal 2013, y al 47 por ciento en lo que va del de 2014.

Por el contrario, las expulsiones por permanecer en el país con un visado vencido y otros cargos de inmigración han ido en aumento: de un 23 por ciento en el año fiscal 2012 al 31 por ciento en el 2013, y al 34 por ciento durante lo que va del año fiscal 2014.

De las 58 mil 951 solicitudes de deportación en los primeros cinco meses del presente año fiscal, 20 mil 827 han sido de inmigrantes mexicanos, 8 mil 354 de salvadoreños y 8 mil 49 de hondureños.

De los 7 mil 67 casos con cargos criminales, 3 mil 705 han sido de mexicanos, 332 de cubanos, 300 de dominicanos y 263 de salvadoreños, según el informe comparativo.

La organización, especializada en analizar y publicar reportes en base a datos del gobierno, utilizó información de las cortes de inmigración de entre octubre de 2013 y febrero de 2014.

Desde que el presidente Barack Obama llegó a la Casa Blanca, en 2009, el promedio anual de deportaciones hasta el año fiscal 2013 fue de 400 mil , el doble de las 200 mil registradas en 2007, la cifra más alta durante los dos mandatos del presidente George W. Bush.

Durante el año fiscal 2013, las autoridades deportaron casi 31 mil extranjeros indocumentados menos que la media de los tres años anteriores de la administración, aunque la cifra de centroamericanos subió un 27%.

El presidente Barack Obama ha reiterado su negativa a suspender las deportaciones vía ejecutiva, pese a que en 2012 suspendió las de algunos inmigrantes menores de 30 años que llegaron a Estados Unidos sin autorización cuando eran niños.

Las organizaciones proinmigrantes del país calculan que en unos días, el número de deportaciones habrá alcanzado los dos millones desde que empezó la administración de Obama.