headerNav





  • El análisis, presentado por el Centro de Investigación de Políticas de Salud de la UCLA asegura que muchos de los jóvenes beneficiarios ignoran que son elegibles

LOS ANGELES, Estados Unidos, feb. 25, 2014.- Cerca de 125.000 jóvenes inmigrantes de California, de los cuales más del 90 % son hispanos, que se beneficiaron del programa gubernamental de Acción Diferida (DACA) son elegibles para el seguro de salud Medi-Cal, aseguró un informe divulgado hoy.

El análisis, presentado por el Centro de Investigación de Políticas de Salud de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), el Centro del Trabajo de la Universidad de California Berkeley y la Universidad de California San Francisco, asegura que muchos de los jóvenes beneficiarios ignoran que son elegibles o enfrentan otros obstáculos que les impide acceder al seguro de salud.

"Esta política estatal puede mejorar significativamente los índices de cobertura de salud entre estos jóvenes inmigrantes, aumentar el acceso al cuidado que ellos necesitan y reducir la carga en la red de proveedores de seguridad", aseguró durante la presentación del estudio Laurel Lucía, analista de políticas del Centro del Trabajo de la Universidad de California Berkeley.

El estudio estima que considerando sus ingresos, cerca del 82 % de los jóvenes beneficiados con el DACA son elegibles para obtener servicios médicos a través del seguro médico estatal Medi-Cal, no obstante muchos de ellos o no lo saben o temen utilizarlo.

"Los jóvenes inmigrantes todavía enfrentan barreras para inscribirse debido a la falta de información sobre el programa o al miedo a la deportación para ellos mismos o los miembros de su familia", señaló Lucía.

El reporte, que calcula que de 300.000 jóvenes que se pueden beneficiar del DACA en California, 154.000 ya han obtenido el alivio de inmigración, estimó que el 69 % de los jóvenes inmigrantes no tienen seguro de salud y cerca de la mitad de ellos postergó el año pasado, obtener la atención médica que creía necesitar.

"Ellos esperan durante horas en clínicas gratuitas por un cuidado parcial o encuentran formas de compartir recursos con amigos y familiares", señaló Imelda Plasencia, miembro del equipo de autores del estudio.

"Cada vez que interactúan con el sistema médico formal, el miedo a la deportación está presente. Estas experiencias son inhumanas", aseguró.

La encuesta se realizó en California entre 550 inmigrantes indocumentados y beneficiados del DACA de edades entre 18 y 32 años.

El estudio considera que la aprobación de la propuesta SB 1005 que otorga servicios de salud a los inmigrantes indocumentados, solucionaría esta dificultad en la cobertura médica para los jóvenes inmigrantes y la ausencia de servicio médico para sus familiares.