Yihadistas filipinos amenazan con decapitar a rehén alemán

Juergen Kantner, rehén alemán en poder de yihdistas filipinos de Abu Sayyaf. (Manila Bulletin, archivo)

Juergen Kantner, rehén alemán en poder de yihdistas filipinos de Abu Sayyaf. (Manila Bulletin, archivo)

La organización yihadista filipina Abu Sayyaf aseguró este martes en un video que decapitará en doce días al rehén alemán Juergen Kantner, de 70 años, si las autoridades de Berlín no pagan los 600.000 dólares (566.000 euros) que piden por su liberación.

Ésta es mi última oportunidad, si no reciben 30 millones de pesos (600.000 dólares), la ejecución está programada para el día 26 a las tres de la tarde”, dijo el propio rehén por la grabación divulgada por las redes sociales Telegram y Twitter.

Cuatro secuestradores armados y con la cara cubierta aparecen detrás del alemán septuagenario raptado en noviembre en aguas del estado malasio de Sabah, colindante con el sur de Filipinas.

La cantidad mencionada en esta ocasión es inferior a los 500 millones de pesos (unos 10 millones de dólares o 9,4 millones de euros) que el grupo islamista exigió en un principio.

“Si el dinero no llega en la fecha indicada, me decapitarán”, afirma el rehén, que ruega a su Gobierno que pague el rescate y aprovecha para decir: “si todo sale mal, quiero decir adiós a mi familia”.

“No creo que pueda salir de aquí con vida. Sucederá lo que tenga que suceder”, concluye Kantner antes de romper a llorar.

El video está filmado en una zona selvática, probablemente del sur de Filipinas, donde opera Abu Sayyaf, una de las organizaciones terroristas más activas en el país que ha jurado lealtad al Estado Islámico (EI).

La banda decapitó el año pasado a los canadienses John Ridsdel y Robert Hall tras no recibir el dinero que pretendían obtener.

En el secuestro de Kantner, los atacantes mataron a tiros a la esposa del alemán, cuyo cadáver fue hallado por las autoridades filipinas el 7 de noviembre en el yate en el que ambos viajaban y donde presuntamente fueron abordados.

Abu Sayyaf ha intensificado su actividad en el último año con el secuestro de decenas de personas en las aguas del suroeste de Filipinas y el noreste de Malasia, muchos de ellos tripulantes de embarcaciones que navegaban por la zona.

Los terroristas mantienen en su poder actualmente a otros 20 rehenes, además de Kantner: siete malasios, seis vietnamitas, cuatro filipinos, dos indonesios y un holandés, según las autoridades del país.

 

AAE

 

AAE

CARGANDO...