Víctimas de alud en Italia fueron retenidas contra su voluntad, según familiar

Hotel en Italia quedó sepultado por la nieve; continúa búsqueda de víctimas. (AP)

Las personas sepultadas por un alud en Italia “fueron retenidas” en el hotel donde estaban, denunció este lunes el padre de un desaparecido, al aludir a la petición de evacuación enviada a las autoridades y que supuestamente no fue considerada.

“Quienes han muerto fueron asesinados, los que están por volver fueron retenidos contra su voluntad porque querían marcharse y tenían ya las maletas preparadas”, aseguró a los medios el padre de Stefano Faniello, aún desaparecido en las ruinas del hotel Rigopiano de Farindola (centro), sepultado el pasado miércoles por un alud.

Las palabras del padre se producen después de que diversos medios publicaran el domingo un correo electrónico supuestamente enviado por la dirección del hotel antes del desastre a las autoridades alertando del nerviosismo de los huéspedes tras los terremotos y las nevadas.

“Con la presente comunicamos que con motivo de los últimos eventos la situación se ha vuelto preocupante. En Rigopiano hay cerca de dos metros de nieve y en el hotel hay 12 habitaciones ocupadas, además del personal”, se señala en la misiva, firmada por el director del Rigopiano, Bruno di Tommaso.

En la comunicación alerta de que “el combustible para alimentar el generador debería llegar solo hasta mañana -19 de enero-, cuando esperamos que el distribuidor pueda realizar la entrega” y subraya que “los teléfonos están fuera de servicio”.

“Los clientes están aterrorizados por los terremotos y han decidido permanecer fuera. Hemos tratado de tranquilizarlos pero, al no poder partir por las carreteras bloqueadas, están decididos a dormir en los coches”, asegura.

Di Tommaso asegura que se limpió la entrada al hotel con palas pero, para aliviar esta situación, reclamó “una intervención” a las autoridades, el delegado del Gobierno en Pescara, el presidente de la provincia de Pescara, a la policía provincial y al alcalde de Farindola.

No obstante, esta “intervención” para liberar las vías de acceso al hotel y permitir la marcha de los huéspedes nunca llegó.

La Fiscalía ha abierto una investigación por homicidio culposo con la que tratará de esclarecer el modo en que las autoridades respondieron a la alerta, provocada por las intensas nevadas y los terremotos que se sucedieron el pasado miércoles.

Además, el hombre que recibió la llamada de auxilio por parte de un superviviente y alertó así a los servicios de emergencia ha denunciado la lentitud del procedimiento y ha asegurado que en un primer momento no se le tomó en consideración.

En el momento de la avalancha, el miércoles, se encontraban en el hotel unas cuarenta personas, entre huéspedes y trabajadores, de los que once han sido rescatados con vida, seis muertos y veintitrés siguen desaparecidos, de acuerdo al balance provisional.

 

AAE

comentarios
CARGANDO...