Van más de 2 mil viviendas afectadas por inundaciones en Guerrero

ACAPULCO, México, sep. 5, 2016.- Las lluvias torrenciales del fin de semana desbordaron ríos y lagunas en el estado de Guerrero, ocasionando inundaciones en más de 2 mil viviendas, dejando a cientos de familias damnificadas.

Los municipios más afectados por las inundaciones fueron:
-Acapulco,
-San Jerónimo de Juárez,
-Tecpan de Galeana,
-La Unión de Isidoro Montes de Oca,
-Atoyac de Álvarez, y
-Coyuca de Benítez.

En Acapulco, hubo casas inundadas, árboles caídos, deslaves en carreteras federales y accesos importantes como la avenida Escénica y arrastre de vehículos. Tres autos fueron tragados por un hundimiento en una calle cerca de la costera.

“Son 320 viviendas, tuvimos también entrada o penetración de agua en algunas otras, en algunas otras unidades habitacionales también, tuvimos aproximadamente la caída de 20 árboles, tuvimos el deslizamiento de tierra, el rodamiento de algunas rocas, en la Escénica también”, señaló Carlos Alberto Amezcua Ávalos, director de Protección Civil de Acapulco.

Pero la situación más crítica en el puerto se vivió al oriente de la ciudad, en el fraccionamiento Campestre de la Laguna, donde el caudal del río de La Sabana, alimentado por 48 horas de lluvia, cruzó Llano Largo, atravesó el Viaducto Diamante y llegó hasta las casas.

Muchos vecinos subieron a las azoteas para ponerse a salvo.

“Se empezó a llenar todo de agua. Alcanzamos a subir algunas cosas arriba pero sí nos llevamos el susto que de repente ya no sabíamos ni para donde salir”, narró Isabel Torres, habitante de Campestre de La Laguna.

Doña Rafaela Herrera vive en la avenida principal del fraccionamiento y dice que el desbordamiento del río anegó los accesos, lo que impidió salir.

Muchos fueron rescatados a través de un puente aéreo y por tierra con vehículos todo terreno.

El agua cedió 24 horas después en las viviendas, y doña Rafaela junto con sus vecinos comenzaron a realizar las labores de limpieza de sus hogares y a realizar el recuento de daños.

Los ríos más caudalosos de la costa guerrerenses, rebasaron el límite de su capacidad afectando a las comunidades cercanas por lo que en el Consejo Estatal de Protección Civil realizado el domingo, se determinó abrir las barras para el desfogue del agua dulce hacía el océano.

Con esto, los niveles de los afluentes bajaron sus niveles.

“Se hicieron todo lo pertinente para ver el asunto de la apertura de la barra con Conagua con Capaseg hoy por más cantidad de agua que el día de ayer, antier ha venido cayendo, no generó alguna pérdida más allá de lo material”, indicó Evodio Velásquez Aguirre, alcalde de Acapulco.

La Secretaría de Educación Guerrero informó que las lluvias dañaron 10 centros escolares pero las clases no se suspendieron, salvo en los planteles afectados y que sirvieron como refugio temporal.

Este lunes en Guerrero, los puertos fueron abiertos a la navegación y autoridades continúan contabilizando las pérdidas para solicitar la declaratoria de emergencia en las áreas más afectadas.

La actividad turística se desarrollaron con normalidad en la entidad.

Rar

comentarios
CARGANDO...