Unesco crea manual para la cobertura periodística del terrorismo

Designan a nuevo fiscal para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión. (Archivo/Getty)

Designan a nuevo fiscal para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión. (Archivo/Getty Images)

La Unesco presentó este lunes un manual dirigido a los periodistas para ayudarles a tratar los temas de terrorismo pero evitando convertirse en cajas de resonancia de sus objetivos, entre los que destacan los de dividir las sociedades y enfrentar a unos grupos con otros.

“El peligro real del terrorismo es que el miedo y la sospecha desencadenen una nueva oleada de nacionalismo y de populismo, y que las libertades que tanto nos ha costado alcanzar se sacrifiquen en nombre de una venganza ciega”, indica en el prólogo del documento el subdirector general de la Unesco para la comunicación y la información, Frank La Rue.

Insiste en que hay que ser “particularmente críticos ante cualquier respuesta que participe en la campaña de los actores violentos y que ocasione sus propias víctimas, elevadas a la categoría de mártires para promover el reclutamiento de terroristas”.

Para el responsable de la comunicación y la información de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, los terroristas quieren “dividir la sociedad en dos” con una polarización de los ciudadanos para provocar “la represión, la discriminación y la discordia”.

Su voluntad es convencer de que “sus predicciones de persecución generalizada eran correctas y atraer a nuevos adeptos a su causa violenta”.

El manual, disponible en línea, consta de 110 páginas en las que se examina la naturaleza del terrorismo y los desafíos que plantea para los periodistas, en particular el de presentar informaciones equilibradas “sobre un asunto tan cargado emocionalmente”.

A partir de ejemplos recientes, en él se abordan cuestiones como el tratamiento de las víctimas, la forma de abordar los rumores o cómo dar cuenta de las investigaciones de las autoridades, pero también las entrevistas a terroristas y la información de los procesos en que son juzgados.

También se dedica un capítulo a la seguridad de los propios informadores, y en especial los secuestros de que pueden ser objeto.

HVI

comentarios
CARGANDO...