Un camión en Nueva York se convierte en un oasis para meditar

Un camión ofrece sesiones de meditación en Nueva York

Un camión ofrece sesiones de meditación a las personas en Nueva York. (Noticieros Televisa)

En una de las ciudades más pobladas y frenéticas del mundo encontrar una parcela de paz y quietud parecería imposible. Un novedoso lugar que opera dentro de un camión ofrece ahora la posibilidad de pausar y tomar aliento.

Desde mayo, Kristin Westbrook, fundadora de Calm City, es maestra certificada de meditación. Imparte cursos exprés en este camión antiguo que ella renovó y transformó en un oasis apacible para quienes anhelan detener la prisa, en medio del caos y ajetreo urbano.

“Es una especie de probada rápida, conveniente, de lo que es la meditación. Los hacemos conscientes de la meditación respiración-mente, lo cual es uno de los fundamentos de este estado mental total”, explica Kristin Westbrook.

El objetivo es llevar la técnica de la meditación a la calle de forma rápida e inmediata de la misma forma que operan los camiones de comida por toda la ciudad. Las sesiones son de 10 minutos, cuestan10 dólares y en el camión caben 9 personas.

“Es un reinicio total, un reinicio total. Sin importar el nivel de estrés, te tranquiliza totalmente, te recuerda que respires, te recuerda que interiorices, te recuerda que sientas tus pies y que caigas, es perfecto”, dice Susan Gills, participante en las sesiones de meditación.

Westbrook concibió la idea de crear un espacio de meditación de fácil acceso al público en 2016 cuando trabajaba como directora creativa en una empresa en Rockefeller Center.

“La gente puede venir de su oficina y caminar por afuera cuando el camión está estacionado allá afuera, ellos pueden encontrar nuestra ubicación en la red”, añade Kristin Westbrook.

El proyecto, aún en fase piloto, es el primero en su tipo en Estados Unidos. Actualmente hay otro camión en Detroit que adoptó el modelo de negocio.

“Fue sorprendente, sorprendente. Fue maravilloso el que la gente pueda hacer algo así”, puntualiza por su parte Susan Gills, participante en las sesiones.

El camión cambia de lugar todos los días, pero lo más importante es que está sembrando semillas de bienestar en aquellas personas que experimentado la pausa y detenido la prisa.

 

Con información de Marisa Céspedes

 

AAE

comentarios
CARGANDO...