Un ataque cibernético en las elecciones de Alemania debilitaría la democracia

Imagen referencial de un ataque cibernético

Imagen referencial de un ataque cibernético. (AP, Archivo)

El ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziere, y el presidente de la Oficina Federal de Protección a la Constitución, Hans Georg Maassen, indicaron este martes que, si hay un intento cibernético para influir en las próximas elecciones, éste sería para debilitar la confianza en la democracia.

Los dos funcionarios presentaron en conferencia de prensa el Reporte 2016 de Protección a la Constitución, que se centra en las investigaciones políticas que realiza el Estado contra agrupaciones alemanas y extranjeras que tratan de actuar contra el estado de derecho.

Maassen apuntó que un intento procedente del extranjero de influir en las elecciones de septiembre próximo, no se inclinarían por un partido o por un candidato en especial, sino contra el sistema democrático.

Consideró que intentos de ciberataques para falsear el conteo de votos en Alemania no serán posibles. Apuntó que no hay indicios de que Rusia vaya a apoyar a alguno de los candidatos a la cancillería federal.

Lo que sería factible, señaló, es una campaña de desinformación que intente poner en duda la confianza en el funcionamiento democrático del país, y hacer que, por ello, el nuevo jefe de gobierno tenga dificultades para gobernar, así como para moverse en el ámbito internacional.

En cuanto a la amenaza que constituye el espionaje, De Maiziere declaró que esa actividad sigue teniendo lugar en Alemania sin que haya disminuido. “Los ataques cibernéticos colocan a Alemania frente a grandes desafíos”, aseveró.

Para combatirlo se trabaja a nivel nacional e internacional. En el país europeo, el órgano a cargo de la coordinación es el Centro Nacional de Defensa Cibernética, en el que también participa la Oficina Federal de Protección a la Constitución.

El ministro apuntó que la investigación contra el espionaje lo llevan a cabo las autoridades alemanas con una visión de 360 grados, y no se omite nada por prejuicio, de manera que no se refiere únicamente a un determinado grupo de países de los que previamente se sospecha.

Junto con el espionaje procedente de Rusia, China e Irán, ahora se sumaron los servicios turcos y norcoreanos.

Sobre la actuación de los servicios de espionaje estadunidenses en Alemania, el funcionario trató de evadir denominarlos de tal manera. Solo reconoció que hay algunos “huecos en la seguridad” y que Alemania trabaja para cerrarlos.

A esas actividades pertenecen asimismo las campañas de desinformación, las campañas de mentiras, de verdades a medias. “Hemos visto intentos de influir las elecciones en Estados Unidos y en Francia por parte de Rusia y nosotros nos preparamos para intentos semejantes durante las elecciones en Alemania”.

En 2016 se llevaron a acabo números juicios de la Fiscalía Federal de Alemania que desembocaron en elevadas penas de cárcel para los agentes descubiertos.

El ministro puso énfasis en que desde el 29 de junio se hizo llegar una misiva oficial a las diferentes embajadas en Alemania para informar que cualquier presentación pública de un funcionario extranjero en el país requiere la autorización del gobierno alemán, y más aún los de funcionarios de países que no pertenecen a la Unión Europea.

 

Con información de Notimex

KAH

comentarios
CARGANDO...