Turquía condena rechazo de Alemania a mitin de Erdogan en Hamburgo

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (AP, archivo)

El Ministerio de Exteriores de Turquía ha condenado hoy las declaraciones de varios políticos alemanes que se han opuesto a los planes del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de dar un mitin en Hamburgo durante su visita a esa ciudad alemana durante la cumbre del G20 de julio.

En un comunicado hecho público en su página web, el Ministerio tilda de “desafortunadas e inaceptables” las “declaraciones de varios políticos alemanes, que se explican por motivos de política interior”.

El texto recuerda que Turquía ha realizado una solicitud oficial a las autoridades alemanas para disponer de un espacio en el que Erdogan pueda dirigirse a los ciudadanos turcos residentes en Alemania durante su visita a Hamburgo.

El mandatario turco participará en el encuentro anual del G20, que se celebrará el 7 y 8 de julio en esta ciudad alemana.

El ministro alemán de Exteriores, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, declaró hoy a los medios que tal mitin no era “una buena idea” por motivos de seguridad.

El líder de su partido y cabeza de lista para las elecciones de septiembre, Martin Schulz, se opuso por su parte a que en Alemania hable un político que “en Turquía mete en la cárcel a los periodistas y a los miembros de la oposición”.

Sin dar su nombre pero refiriéndose a él como “una persona que antes fue presidente del Parlamento Europeo”, Exteriores turco acusa a Schulz en su comunicado de “restringir los derechos de reunión y expresión”.

“Rechazamos y condenamos con firmeza las declaraciones de esta persona contra nuestro presidente”, concluye el comunicado.

Las relaciones entre Berlín y Ankara están ya dañadas por la detención en Estambul de un periodista germano-turco, acusado de propaganda terrorista, y por la negativa de la Justicia alemana de extraditar a militares y cargos públicos turcos asilados en Alemania tras el fallido golpe de Estado del pasado julio.

A esto se añade el veto de Ankara a que diputados germanos visiten a sus tropas en la base turca de Incirlik, lo que ha provocado que se decida retirar a los soldados de esa instalación.

La última vez que Erdogan habló en Alemania ante sus seguidores fue en mayo de 2015.

Durante la campaña para el referéndum de reforma constitucional del pasado mayo, las autoridades alemanas impidieron o dificultaron varias intervenciones públicas de ministros turcos.

Esto suscitó una crisis bilateral entre Turquía y Alemania, país donde viven unos 3 millones de personas con raíces turcas, de las que aproximadamente la mitad tiene derecho a votar en Turquía.

MLV

comentarios
CARGANDO...