Trump y su discurso en Polonia, en el Reporte Trump

El discurso de Donald Trump en Polonia

El discurso de Donald Trump en Polonia. (Reuters)

En la agenda de actividades internacionales de Donald Trump, de acuerdo con Javier Tello en el Reporte Trump, destaca “un discurso que dio hace como 10 días en Varsovia, Polonia, antes de la reunión del G20”; se trata de “su principal discurso de política exterior”.

De acuerdo con Tello, “usando a Polonia como paradigma del Occidente, Trump hace su descripción de Occidente, de los retos de Trump y, por primera vez, respaldó el artículo 5 de Tratado del Atlántico Norte”, que asegura que las partes firmantes convienen en que un ataque armado contra una o contra varias de ellas, en Europa o en América del Norte, se considerará como un ataque contra todas ellas y en consecuencia acuerdan que, si tal ataque se produce, “cada una de ellas, en ejercicio del derecho de legítima defensa individual o colectiva, reconocido por el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, asistirá a la parte o partes así atacadas, adoptando seguidamente, individualmente y de acuerdo con las otras partes, las medidas que juzgue necesarias, incluso el empleo de la fuerza armada para restablecer y mantener la seguridad en la región del Atlántico Norte”.

Javier Tello considera que, cuando Donald Trump usa a Polonia como ejemplo, “su retrato de Occidente es de homogeneidad étnica, racial y cristiana; [Trump] no deja de hablar de Dios y nunca habla de democracia”, al tiempo que “presenta una visión particular de Occidente”.

De acuerdo con el discurso de Trump, abundó Tello, “las amenazas al Occidente respaldan la idea de un Occidente cristiano y de hombres blancos, porque la idea del terrorismo incluye gente que llega de fuera, sin permiso, es decir, migrantes y refugiados”.

También, dijo Tello, “Trump incluye como amenazas a las potencias no occidentales, y si bien sólo habla de Rusia, entran China, Corea del Norte e Irán”.

Una tercera amenaza es “la burocracia, que se vale, pero es una visión que muchos no comparten”.

En resumen, la visión del Occidente de Donald Trump es de “choque de civilizaciones, de no cabemos y estamos en conflicto con los otros no occidentales, y deja fuera a México, aunque claramente es parte del Occidente”.

Se trata, finalizó Tello, de una visión “no aislacionista, internacionalista, pero nativista, chovinista, poco atractiva, en un discurso bien dado y muy aplaudido, pero preocupante para México”.

 

 

 

tfo

comentarios
CARGANDO...