Trump propone suspender la migración para combatir el terrorismo

CIUDAD DE MÉXICO, México, ago. 15,2016.- El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, propuso el establecimiento de un test “ideológico” a inmigrantes que quieran entrar en EU, como herramienta de su plan para combatir el terrorismo yihadista de grupos como el Estado Islámico (EI).

Trump dijo que en caso de llegar a ser presidente de Estados Unidos, aplicará una política exterior enfocada a combatir militar e ideológicamente al islamismo radical.

Indicó que como parte de esa estrategia, suspenderá temporalmente la migración desde ciertas regiones del mundo y aplicará procedimientos estrictos de verificación para inmigrantes.

Aquellos que no crean en nuestra Constitución y apoyen la intolerancia y el odio, no serán admitidos en nuestro país como inmigrantes. Sólo aquellos que esperemos que florezcan en nuestro país y abracen la tolerante sociedad estadounidense, deberán recibir visas, anunció.

En un discurso pronunciado en Youngtown, estado de Ohio, en el que delineó la política exterior que aplicaría, Trump dijo que propondrá crear una comisión nacional sobre el fenómeno del islamismo radical.

Durante una ordenada alocución con “teleprompter”, alejada del tono impulsivo y provocativo que suele marcar sus mítines, el magnate inmobiliario presentó la lucha contra el terrorismo yihadista como la “Guerra Fría” de la generación actual.

El empresario neoyorquino, que se presenta como el “candidato de la ley y el orden”, apostó por un “nuevo rumbo” de la política de seguridad de EU y puso en un lugar central de ese plan el “escrutinio extremo” a los inmigrantes que acceden al país.

“El denominador común de los mayores ataques terroristas islámicos ocurridos recientemente en nuestro territorio es que estaban implicados inmigrantes o hijos de inmigrantes”, subrayó el polémico multimillonario.

Defendió la necesidad de un cambio en la política migratoria, al señalar que el tamaño de los flujos migratorio que arriban a Estados Unidos resulta demasiado grande para llevar a cabo un proceso de verificación efectivo.

Dijo que, en contraste, su rival demócrata Hillary Clinton quiere aumentar en 500 por ciento el ingreso de refugiados, lo que implicaría riesgos de seguridad y una carga económica de 400 mil millones de dólares por atención médica, vivienda y educación.

Hillary Clinton quiere ser la Ángela Merkel de Estados Unidos. Tenemos ya suficientes problemas en el país, no queremos más, acusó Trump, en alusión al canciller de Alemania, cuyo gobierno ha aceptado el ingreso de casi un millón de refugiados desde 2015.

Durante su discurso de 40 minutos, Trump hizo un recuento de los hechos de violencia que han padecido Estados Unidos y países de Europa atribuidos a simpatizantes del grupo armado Estado Islámico (EI).

Como ejemplo citó, entre otros, los atentados perpetrados en San Bernardino (diciembre de 2015) y Orlando (junio de 2016), que causaron 14 y 49 muertos, respectivamente, y fueron cometidos por musulmanes estadounidenses que simpatizaban con el grupo yihadista Estado Islámico.

Sin embargo, el magnate no precisó qué países podrían verse afectados por esa suspensión, pese a abogar en el pasado por prohibir el acceso de musulmanes en general al país para frenar la amenaza del terrorismo yihadista.

Si alcanza la Casa Blanca, el empresario prometió, asimismo, convocar una “conferencia internacional” de socios de EU, incluidos Israel y países musulmanes como Egipto, para encarar el problema.

La receta del magnate contra grupos como el EI o Al Qaeda incluye la promesa de mantener abierta la prisión de la base estadounidense de Guantánamo (Cuba), que alberga a sospechosos de terrorismo y que Obama quiere cerrar antes abandonar la Casa Blanca en 2017.

El multimillonario pronunció el discurso una semana después de que medio centenar de ex altos cargos republicanos publicaran una dura carta en la que se oponían a la candidatura del empresario, a quien ven como un verdadero “peligro” para la seguridad nacional.

LLC

comentarios
CARGANDO...