Trump, Rusia y el poder del perdón, en el Reporte Trump

Vladimir Putin, presidente de Rusia, y Donald Trump, presidente de EU

Vladimir Putin, presidente de Rusia, y Donald Trump, presidente de EU. (Getty Images)

Los presidentes de Estados Unidos tienen la capacidad de otorgar el perdón, pero ahora el presidente Donald Trump explora si tiene el poder autoperdonarse en el contexto del escándalo por la supuesta colusión con Rusia, de cara a las elecciones presidenciales, y para ello “no existe precedente”, afirmó Javier Tello, en su Reporte Trump.

En la mesa de Despierta con Loret, Tello destacó que el poder de otorgar el perdón ha sido utilizado por varios habitantes de la Casa Blanca, como “William Clinton, que perdonó a 140 personas; algunas de ellas fueron casos sonados, perdones controversiales, como cuando perdonó a su hermano; Bush padre perdonó a su secretario de la Defensa y Ford perdonó a Nixon”.

El caso más “escandaloso, fue cuando Clinton perdonó a un criminal que estaba prófugo, y que había donado dinero a la biblioteca Clinton y a la campaña de Hillary Clinton como senadora”.

Tello explicó que los presidentes estadounidenses pueden otorgar perdones a lo largo de todo su periodo presidencial, pero “sobre todo lo hacen al final de su administración”.

En este contexto, afirmó Javier Tello, “Trump sí puede perdonar a su hijo sin problema, como Clinton perdonó a su hermano”. La pregunta “es si puede perdonarse a sí mismo”, para lo cual “no hay precedente”, por lo cual, “el caso terminaría en la Suprema Corte, y las consecuencias serían de impeachment”.

Tello recordó que “[Richard] Nixon exploró la posibilidad y el Departamento de Justicia emitió una opinión para decir que era completamente fuera de lugar”, pero “eso no está escrito en ningún lado”.

De cualquier forma, Trump podría otorgar el perdón a su hijo y a su yerno, Jared Kurshner, “pero, si algo hiciera, se metería en problemas, porque lo tendría que hacer antes de que los declaren culpables y acotaría la capacidad de investigación de Robert Mueller”.

Sin embargo, la posibilidad de que continúe la investigación y el aumento en las sanciones de Estados Unidos a Rusia han erosionado la relación entre las dos naciones. “Como ha evolucionado toda la situación ha sido una mala noticia para los rusos y para el equipo Trump, aunque en el equipo del presidente hay quien veía como un error el acercamiento” y, explicó Javier Tello, “para nadie es una buena noticia que la relación entre dos potencias sea mala. Es algo real, mala noticia para todos”.

comentarios
CARGANDO...