#Siria

Trump pide a Rusia frenar a Irán y a Al Assad para solución en Siria

El presidente Donald Trump recibió al canciller ruso en la Casa Blanca (AP)

El presidente Donald Trump recibió al canciller ruso en la Casa Blanca (AP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enfatizó ante el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, que Moscú tiene que hacer más para frenar al régimen del presidente sirio, Bachar Al Assad, y a Irán para trabajar hacia una salida al conflicto en Siria.

Según un comunicado divulgado por la Casa Blanca tras el encuentro de Trump y Lavrov, el mandatario estadounidense expresó, además, su “deseo de construir una mejor relación” entre los dos países.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo que las relaciones de su país con Estados Unidos bajo la presidencia de Donald Trump están “libres de ideología” y que ambos gobiernos están abiertos a negociar y cooperar en asuntos como la solución al conflicto sirio.

Lavrov ofreció una rueda de prensa en la embajada rusa en Washington tras reunirse a puerta cerrada en el Despacho Oval con Trump, quien expresó que fue un encuentro “muy bueno” y que ambas partes quieren poner fin a la “horrible matanza” en Siria “lo antes posible”.

“Todo el mundo está trabajando hacia ese final”, enfatizó Trump ante los periodistas durante una reunión en el Despacho Oval con el exsecretario de Estado Henry Kissinger, a quien recibió después de su encuentro con el ministro ruso.

Sobre la situación en Siria, Lavrov detalló en su rueda de prensa que habló con Trump del reciente acuerdo firmado entre Rusia, Irán y Turquía para establecer cuatro zonas seguras en ese país con objeto de proteger a la población civil y rebajar la tensión entre los rebeldes y las fuerzas gubernamentales.

Lavrov destacó que Estados y Rusia están ahora abiertos a dialogar sobre el conflicto en Siria sin “preferencias ideológicas”, algo que, a su juicio, no ocurría durante el mandato del expresidente estadounidense Barack Obama.

La visita de Lavrov a Washington se ha producido un día después de que Trump anunciara el despido fulminante del ya exdirector del Buró Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, quien lideraba precisamente una investigación de los posibles vínculos entre la campaña electoral del magnate y el Kremlin.

“¿Fue despedido (Comey)? ¡Están bromeando, están bromeando!”, ironizó Lavrov al ser preguntado al respecto por los periodistas mientras posaba ante las cámaras con su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, en el Departamento de Estado.

Los medios rusos sí pudieron tomar imágenes de la reunión a puerta cerrada de Trump y Lavrov, a la que no tuvieron acceso los periodistas estadounidenses.

Esas imágenes mostraron que, además de Lavrov, en el encuentro estuvo presente también el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak.

Mentir sobre el contenido de sus conversaciones con ese embajador le costó el cargo a Michael Flynn, quien fue hasta febrero pasado el principal asesor de seguridad nacional de Trump.

HVI

comentarios
CARGANDO...