#Trump

Trump pide al Congreso investigar supuesta intervención telefónica de Obama

(AP, archivo)

(AP, archivo)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, solicitó la ayuda del Congreso para hallar pruebas que sustenten su aseveración acerca de que su antecesor, Barack Obama, intervino sus teléfonos durante el proceso electoral.

Quien fuera jefe de inteligencia de Obama, James Clapper, afirmó que nunca espiaron los teléfonos de Trump y un funcionario del actual gobierno dijo que el FBI pidió al Departamento de Justicia que refute las afirmaciones del mandatario.

Los líderes de la bancada republicana en el Congreso parecían dispuestos a atender la petición del presidente, pero la medida conlleva posibles riesgos para el mandatario, en particular si las comisiones de inteligencia de la Cámara de Representantes y el Senado descubren información que pudiera ser perjudicial para Trump, sus colaboradores o sus aliados.

A través de una serie de tuits, el presidente acusó a su predecesor de intervenir los teléfonos en la Trump Tower, un rascacielos, en Nueva York, que el magnate utilizó como centro de campaña y de transición política, y que conserva como su hogar.

James Clapper, quien fue director de inteligencia nacional de Obama, consideró que las afirmaciones de Trump no compaginan con la realidad.

“Puedo negarlo rotundamente”, declaró Clapper, quien dejó el cargo cuando Trump asumió la presidencia en enero.

Otros representantes del expresidente también rechazaron las aseveraciones de Trump.

“El FBI solicitó al Departamento de Justicia que refute las declaraciones de Trump”, dijo un funcionario que habló a condición de anonimato porque no está autorizado para discutir el tema.

El Departamento de Justicia no ha emitido ningún comunicado y su portavoz, Sarah Isgur Flores, declinó hablar al respecto el domingo. Un portavoz del FBI tampoco quiso hacer declaraciones.

Según el periódico The New York Times, funcionarios de alto rango señalaron que el director del FBI, James Comey, ha afirmado que el Departamento de Justicia debe corregir la aseveración de Trump porque el mandatario insinúa falsamente que la agencia infringió la ley.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, mencionó, sin abundar en detalles, que la orden de Trump al Congreso se debió a versiones periodísticas “muy preocupantes sobre posibles indagaciones con trasfondo político justamente antes de las elecciones de 2016”.

Spicer se abstuvo de responder las preguntas sobre las versiones que mencionó al anunciar la petición.

Spicer dijo que la Casa Blanca quiere que las comisiones del Congreso “ejerzan su autoridad de supervisión para determinar si el poder ejecutivo utilizó indebidamente su facultad para ordenar investigaciones en 2016”.

Señaló que no haría más declaraciones hasta que concluyan las investigaciones, lo que la líder de la bancada demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticó y comparó con un proceder autocrático.

“Se trata de una calumnia disfrazada, inventar algo, hacer que la prensa escriba al respecto y después decir que todos los medios están escribiendo de esa acusación es el recurso de una persona autoritaria”, sostuvo Pelosi.

La adjunta de Spicer, Sarah Huckabee Sanders, dijo creer que Trump “despotricó debido a información que vio y que le ha llevado a pensar que se trata de una posibilidad muy real”.

Josh Earnest, quien fue secretario de prensa de Obama, afirmó que los presidentes carecen de la autoridad para ordenar de manera unilateral la intervención de teléfonos de ciudadanos estadounidenses, como Trump afirma que le hicieron.

Earnest acusó a Trump de hacer sus aseveraciones para desviar la atención de los contactos que colaboradores de Trump tuvieron con un funcionario ruso durante el proceso electoral, entre ellos el asesor de campaña, Jeff Sessions, antes de que renunciara al Senado para convertirse en secretario de Justicia. El FBI y el Congreso investigan esos contactos.

LHE

CARGANDO...