Trump mantendrá su apoyo al líder de Cámara baja si fracasa su plan sanitario

El presidente Donald Trump, acompañado por el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y el secretario de Energía, Rick Perry, en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington. (AP)

El presidente Donald Trump, acompañado por el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y el secretario de Energía, Rick Perry, en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington. (AP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que mantendrá su apoyo al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, incluso si la reforma sanitaria que ambos apoyan no supera su primer voto en el Congreso.

Al término del anuncio sobre la aprobación del oleoducto Keystone XL en la Casa Blanca, Trump contestó con un escueto “sí” a una pregunta de la prensa sobre si mantendrá su apoyo a Ryan en caso de que la reforma sanitaria, que pretende sustituir la firmada por el expresidente Barack Obama en 2010, fracasa en la Cámara de Representantes, donde se someterá a voto esta tarde.

Ryan ha sido el gran valedor del proyecto de ley para derogar y reemplazar la reforma, conocida como Obamacare, en el Congreso, y ha buscado consensos dentro del Partido Republicano, que sigue dividido por la oposición al plan de la facción más conservadora.

Trump ha tomado el relevo y es ahora quien está presionando al grupo ultraconservador “Freedom Caucus”, al que pertenecen unos 29 congresistas, para que ceda frente al ultimátum ofrecido por la Casa Blanca, que quiere que el voto de la ley se celebre hoy tras haberse retrasado 24 horas.

“Ya veremos lo que pasa”, se limitó a decir Trump, que, según medios estadounidenses, está llamando a los congresistas republicanos que se oponen a su proyecto de ley para asegurarse de que no se desmarcan de la disciplina de la formación.

El presidente también aseguró que no se arrepiente de haber promovido primero un voto sobre la reforma sanitaria, antes de abordar temas en los que previsiblemente tendría más apoyo dentro de su partido, como la reforma fiscal.

Un artículo del diario The New York Times publicado este jueves aseguraba que Trump lamentaba haber hecho caso a Ryan y haber comenzado su programa legislativo con el complicado asunto del reemplazo de Obamacare, que ha llevado el número de estadounidenses con cobertura sanitaria por primera vez al 90 por ciento.

El artículo, que cita como fuentes a personas del círculo cercano de Trump, asegura que algunos asesores del mandatario creen que se ha puesto demasiada confianza en el presidente de la Cámara de Representantes y que la estrategia legislativa podría empezar con mal pie si no consiguen superar la votación.

ramg

comentarios
CARGANDO...