Trasplantes en cadena para pacientes con falla renal atraviesan fronteras

Marisol Robles, mexicana que recibió trasplante en cadena

Marisol Robles, mexicana que recibió trasplante en cadena (Noticieros Televisa)

Marisol Robles recibió un trasplante de riñón de su hermano en el 2011, pero su organismo lo rechazó. “Los dos riñones estaban trabajando al uno por ciento de su capacidad; un trasplante fallido y seguí en hemodiálisis otros 5 años y medio más”, explica Marisol.

Por su falla en los riñones, esta profesionista originaria de Veracruz tuvo que someterse a largas sesiones de hemodiálisis, conectada a una máquina 3 veces a la semana.

“El riñón tiene cualquier cantidad de tareas que desconocemos, hasta que llegas a un diagnóstico, entre ellas está que regula la presión arterial, ve lo de la producción de hemoglobina, que eso te hace estar con los niveles óptimos de energía, porque si no, estás anémico”, señala Marisol.

“Cuando no te funcionan los riñones, es como si te estuvieras envenenando”, agrega.
Marisol Robles tenía tres familiares dispuestos a darle vida con una nueva donación de riñón, pero ninguno era compatible.

“Entre 100, tenía posibilidad de encontrar un órgano, tres personas podían donar, mi probabilidad de encontrar era bajísima”, explica la joven.

Alvin Roth, premio Nobel de Economía
Alvin Roth, premio Nobel de Economía, de la Universidad de Stanford (Noticieros Televisa)

Alvin Roth, premio Nobel de Economía, de la Universidad de Stanford (Noticieros Televisa)

Pero el talento de un Premio Nobel de Economía, Alvin Roth, de la Universidad de Stanford, creador de la teoría del juego y la voluntad de otros donantes, cambiaron su destino.

“Alvin Roth creó un algoritmo para encontrar a los riñones más compatibles, sobre todo a gente, como era mi caso, que tenía una probabilidad muy baja de encontrar un riñón”, dice Marisol.

El método permite que las parejas de pacientes y sus donadores incompatibles puedan identificar y encontrar a otras parejas en la misma situación, con las que sí pueden ser genéticamente compatibles.

El 28 de septiembre del 2016, Marisol Robles se convirtió en la primera mexicana en participar en el programa de cadenas de trasplantes de Estados Unidos, con sede en la Universidad de Toledo, Ohio.

“Fui muy privilegiada, me tocó abrir camino en este sistema, fue el primer caso México-Estados Unidos, ahora está por lanzarse en México”, afirma Marisol.

Una mujer de Wisconsin, de 65 años, fue su donadora, mientras que una prima de Marisol donó su riñón a otra paciente.

Marisol Robles recibió un trasplante en cadena
Marisol Robles recibió trasplante en cadena (Noticieros Televisa)

Marisol Robles recibió trasplante en cadena (Noticieros Televisa)

Iván Carrilo, periodista, explica: “Este programa lo que está planteando es que se abran las fronteras, y que pacientes de otros lados del mundo pueden intercambiar con pacientes de EU, sin que haya beneficio económico de por medio”.

En México hay 13 mil pacientes en espera de un riñón, 4 mil de ellos cuentan con un donador dispuesto a ayudar, pero son incompatibles.

Ahora, la donación renal pareada o en cadena podría duplicar el número de trasplantes renales en el país.

“Y de repente, te das cuenta que los órganos no tienen nacionalidad, que los órganos pueden funcionar tanto a un estadounidense, como regresar”, dice Marisol.

Más de 120 mil mexicanos padecen insuficiencia renal y 13 mil 500 mueren cada año, según cifras del INEGI. Es una de las enfermedades más graves y más costosas.

Más información en: Centro Mexicano Prodonación Renal AC. www.pro-renal.com

Con información de Guillermo López Portillo

MLV

comentarios
CARGANDO...