Tras protesta de periodistas en Sinaloa, incineran restos de Javier Valdez

Javier Valdez, periodista, asesinato, protesta, violencia, seguridad

En la Ciudad de México también hubo protestas por el asesinato de Javier Valdez. (EFE)

Familiares, amigos y representantes de la sociedad civil, además de los sectores empresarial y educativo, acudieron al velorio del periodista, Javier Valdez Cárdenas.

El asesinato, ocurrido el lunes al mediodía en pleno centro de Culiacán, convocó a una manifestación de reporteros que terminó en el Palacio de Gobierno de Sinaloa.

El periodista, Javier Armenta, dijo que el asesinato de Javier Valdez debe ser el último “que se debe presentar, no solamente en Sinaloa, sino en todo México. Necesitamos garantías. Necesitamos respeto a la libertad de expresión”.

Una hora después, los periodistas ingresaron al Auditorio del edificio de Gobierno.

Finalmente, el gobernador, Quirino Ordaz, los recibió.

Marcos Vizcarra, periodista de El Debate de Sinaloa, dijo al gobernador que “a Javier lo mataron por cubrir asesinatos y desapariciones, por cubrir la corrupción qué hay aquí en el sistema… Su sexenio es el segundo más violento, el inicio más violento qué hay en la historia de Sinaloa”.

El gobernador de Sinaloa señaló que “el asesinato de ayer, sucede en un lugar en donde ni siquiera hay cámaras de video vigilancia. Esa es la verdad”.

“Mi deseo es que Sinaloa viva con tranquilidad, viva con paz. Yo no sabía realmente, ni busco excusas ni busco culpables, pero yo no sabía tampoco las condiciones en las que me encontraba, en el que tenía las corporaciones”, reconoció.

Alejandro Siqueiros, fundador del semanario Ríodoce, junto con Javier Valdez, señaló que hace poco más de un mes, cuando un artículo de Javier fue publicado y puesto a la venta, el crimen organizado compró todos los ejemplares para evitar que se conociera la información.

Se trata del artículo, “No Disparé a los Guzmán y Soy Amigo del ‘Mayo’ Zambada: Dámaso”, publicado el 20 de febrero de 2017 y que está disponible en la página del semanario.

“Cuando sale a distribución, otro segmento del crimen organizado recoge toda la edición, no circula Ríodoce… la retiraron toda y la compraron toda absolutamente”, indicó Siqueiros.

El texto de Javier Valdez “era una especie de defensa que hacia Dámaso López de que él no había hecho todo eso de que lo acusaban de que había hecho”, agregó.

Por la noche, el cuerpo de Javier Valdez fue incinerado.

 

Con información de Alejandro Herrera.

 

RMT

CARGANDO...