Trabajador fronterizo, con temor tras advertencia de agentes migratorios

Ramón tiene la residencia permanente en EU desde 1988, vive en Sonora, México, y desde entonces, diariamente cruza la frontera para trabajar; el miércoles pasado, Ramón fue advertido por agentes migratorios de que tendría que mudarse. (Noticieros Televisa)

Ramón tiene la residencia permanente en EU desde 1988, vive en Sonora, México, y desde entonces, diariamente cruza la frontera para trabajar; el miércoles pasado, Ramón fue advertido por agentes migratorios de que tendría que mudarse. (Noticieros Televisa)

 

En 1988, Ramón obtuvo la residencia permanente en Estados Unidos, desde entonces cruza diariamente la frontera para trabajar en ese país.

“Trabajo de carretero en Wal-Mart, en Douglas Arizona, en septiembre cumplí tres años, vivo en Agua Prieta, Sonora”, relató Ramón Garey, trabajador fronterizo.

“No le voy a quitar el trabajo a nadie, estos trabajos que agarramos nosotros los mexicanos, los americanos no los quieren”, afirmó.

Ramón vive en Agua Prieta, Sonora, a 2 y medio kilómetros del cruce fronterizo, trabaja 800 metros más adelante, en Douglas, Arizona.

Para Ramón, trabajar en México no es opción porque ganaría 180 dólares mensuales, mucho menos de los 800 que gana en Estados Unidos.

Durante 29 años, trabajando en Estados Unidos y viviendo en México, Ramón ha logrado proveer a su familia.  Aunque quiera, dice, residir en Estados Unidos sería difícil.

“No te alcanza para pagar una renta en Estados Unidos y mi familia no está arreglada ¿Cómo le vamos a hacer para que no haya una separación de familia?”, dijo.

Hasta hace poco, para Ramón salir de casa al trabajo no era preocupación.

El miércoles pasado, al cruzar por el punto fronterizo, Ramón recibió una advertencia de los agentes migratorios estadounidenses.

“Me dijo uno de migración ‘Hey vas a tener que cambiar tu residencia, hay nuevo secretario de Justicia y van a tener que venirse para acá todos los mexicanos que viven en Agua Prieta'”, narró.

Ante la advertencia, Ramón y miles de personas que viven en México y trabajan en Estados Unidos, lo hacen con temor e incertidumbre.

“Cada vez que vas a cruzar, vas temeroso, de que pase lo que me dijo el agente de migración ‘nosotros te podemos recoger la tarjeta a la hora que queramos e investigarte donde vives'”, afirmó.

Ramón dice no estar dispuesto a perder ni su trabajo ni a su familia. La alternativa para él es adentrarse más en territorio estadounidense, encontrar un trabajo mejor remunerado que le permita residir allá y llevarse de manera ilegal a su familia.

“Llevármelos de manera ilegal porque no puedo estar sin la familia y ¿cómo voy a separarme nomás porque no puedo estar aquí?”, dijo Ramón.

Con información de Cecilia Reynoso

LHE

 

comentarios
CARGANDO...