Tormenta renueva temor de inundación en California

Las primeras lluvias de una poderosa tormenta en el Pacífico llegan al norte de California, donde causan nuevas alarmas sobre posibles inundaciones en la región, ya afectada por inundaciones. (AP)

Las primeras lluvias de una poderosa tormenta en el Pacífico llegan al norte de California, donde causan nuevas alarmas sobre posibles inundaciones en la región, ya afectada por inundaciones. (AP)

Las primeras lluvias de una poderosa tormenta en el Pacífico llegaron este domingo al norte de California, donde causaron ligeras precipitaciones y viento, así como nuevas alarmas sobre posibles inundaciones en la región, ya afectada por inundaciones.

“En un puesto de medición cerca de Vernalis, el río San Joaquín mantenía sus niveles en “fase peligrosa”, lo que significa que estaba por alcanzar la parte más alta de los diques”, explicó Tim Daly, portavoz de la Oficina de Servicios de Emergencia del condado San Joaquín.

“Cuando el agua sube tan alto y viene más, la presión es demasiada y los diques pueden romperse, las corrientes pueden rebasarlos”, afirmó Daly.

Según el experto, los habitantes de zonas bajas fueron advertidos para que estén listos para desalojar, en especial aquellos en Joaquín River Club, una comunidad de unas 800 personas al lado del río, a 16 kilómetros al sur de Tracy.

“Los habitantes del lugar vigilaban los diques para detectar cualquier señal de peligro y efectuaban reuniones para examinar las rutas de evacuación”, dijo Paula Martin, quien contribuye a coordinar los planes de desalojo.

“Tenemos un equipo de respuesta para los diques, un equipo para embolsar arena, equipos para verificar lo que personas a pie adviertan en los diques”, afirmó Martin.

Mientras tanto, el nivel del agua continúa bajando en la presa de Oroville, donde un aliviadero dañado suscitó preocupaciones de causar inundaciones a gran escala.

“El nivel del agua también bajó en la comunidad agrícola de Maxwell, donde decenas de personas se dirigieron a tierras más altas debido al desbordamiento de arroyos cuyas corrientes inundaron viviendas el viernes”, dijo el jefe policial adjunto del condado Colusa, Jim Saso.

No hubo heridos y las cuadrillas utilizaban lanchas para rescatar a habitantes de una comunidad ubicada en una zona baja.

“Estamos indicando a la gente que tenga una maleta a la mano y esté lista para desalojar de nuevo”, afirmó Saso, quien añadió que “Si regresa la inundación, será en las zonas afectadas”.

Según los meteorólogos, podría haber otra racha de fuertes lluvias durante la noche y las precipitaciones alcanzarían varios centímetros de altura.

“Es posible una inundación amplia durante el desplazamiento de una corriente atmosférica hacia alguna parte en la costa central de California”, señaló el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

Debido al daño en el aliviadero del lago Oroville formado por la presa, 188 mil personas fueron desalojadas el pasado fin de semana.

Este domingo, el Departamento de Recursos Hidráulicos de California informó que el nivel del agua continúa bajando aun cuando disminuyó la descarga de agua por el aliviadero.

LHE

CARGANDO...