Tiroteo en Virginia demuestra nivel de crispación en EU, considera Gabriel Guerra

Gabriel Guerra y Ariel Moutsatsos en Despierta con Loret

Gabriel Guerra y Ariel Moutsatsos en Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

El tiroteo contra legisladores republicanos en un campo de béisbol en Virginia, Estados Unidos, no sólo es impactante, sino que “demuestra el nivel de crispación, el nivel del discurso que ha sido de choque y descalificación”, afirmó el internacionalista Gabriel Guerra Castellanos en la mesa de Despierta con Loret.

El especialista se dijo impactado por la reacción mediática, porque “todos los allegados a Trump, que tuvo una postura bastante moderada, se dedicaron a descalificar a los oponentes. Fox News ayer se dedicó a decir que era un ataque de la izquierda”.

Sin embargo, Guerra Castellanos recomendó no olvidar que el Donald Trump “es el mismo candidato que toleraba que gritaran ‘construyan el muro, mátenlos a todos’; es el mismo que toleraba e incitaba a la violencia, y que guarda un silencio cómplice cada vez que ocurre un ataque de fundamentalistas blancos contra las minorías”.

Desde Washington, el corresponsal Ariel Moutsatsos, recordó que, pese a la recomendación del líder del Congreso estadounidense, Paul Ryan, de no dar conferencias de prensa, “a minutos de que el tiroteo hubiera terminado, algunos republicanos dieron conferencias deslizando el debate del control de armas, el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, se dijo a favor”.

Porque el ataque a congresistas republicanos, recordó el comunicador, ocurre en la antesala no sólo de un tradicional encuentro de béisbol de legisladores, sino de la discusión por el control de armas, ante lo cual, los legisladores afectados ya deslizaron sus posturas al decir a la prensa “que estaban desprevenidos, pusieron el incidente como si fuera una batalla campal, cuando es un tiroteo de un radical, algunos dijeron que si hubieran tenido armas habrían tenido con qué defenderse, como si tener armas para defenderse fuera mejor que controlar las armas, como sucede en la mayoría del mundo civilizado”.

La situación que priva en Estados Unidos, sin embargo, no pone al presidente Donald Trump más cerca de un juicio político, de acuerdo con Gabriel Guerra.

“Trump es un paradigma de cómo enredarte jurídica y legalmente cuando no tienes idea de la ética, de los conflictos de interés. Muchas de las cosas que ha hecho serían inaceptables para el presidente de una compañía y analistas legales consideran que el caso contra Trump se puede construir a partir de sus tuits, pero soy escéptico del juicio político”, advierte Guerra Castellanos, porque “ese juicio lo tienen que operar los propios legisladores republicanos”.

Además, afirma, “el ataque como el de ayer le viene oportuno. Guardadas todas las distancias, no pude dejar de pensar en los nazis porque, cuando apenas se instalaban en el poder, hubo un ataque al Reichstag y eso dio pie a un ataque a la izquierda, a los comunistas”.

Recordó que, tras el ataque en el campo de béisbol, “vimos a la derecha culpando a la izquierda por sus discursos de odio”, pues “señalaron el odio en los discursos de Hillary Clinton y Bernie Sanders”. Además de que señalaron a escritores, periodistas, comediantes y a algunas obras de teatro de generar ese discurso, “ahora quieren culpar a las artes, cuando los radicales de derecha están sueltos”.

Por otro lado, “esto no lleva a ningún lado en términos de control de armas. Si masacran niños en una primaria y no pasa nada, creemos que porque balaceen a un legislador algo puede cambiar”.

En cuanto a la investigación a Trump por obstrucción de la justicia, Ariel Moutsatsos consideró que aún es temprano, pero que sí “le puede costar la chamba a Trump”.

El comunicador afirmó que se ha hablado de dos delitos: “el primero es la colusión con Rusia y el Comité de Inteligencia del Senado, pero el segundo es la obstrucción de la justicia. Pensamos que podía ser investigado porque le dijo a [James] Comey que se olvidara del caso de [Michael] Flynn, pero surgió otra variante, no sólo obstruye a la justicia por lo que le dijo a Comey sino por el sólo hecho de haberlo despedido, si se comprueba que lo hizo por la investigación a Rusia”.

Abundó que la investigación inició “justo cuando despidió a Comey y llegó Mueller, que ratificó la investigación y la llevó adelante, son dos líneas diferentes, entonces”.

Y si hubiera señalamientos por obstrucción de la justicia, acotó Gabriel Guerra Castellanos, “habría consecuencias de índole de imagen, porque la obstrucción se puede dar si existe o no un delito; el simple hecho de que te le atravieses a la policía es obstrucción. En el caso de Donald Trump, mientras tenga mayoría e infunda miedo no lo van a destituir”. Pidió recordar que “más de 60% de la población aborrece a Trump, pero porcentaje que lo apoya lo hace de manera pasional”.

Gabriel Guerra recomendó que “no nos hagamos ilusiones, Trump seguirá ahí mucho tiempo y cada vez más enardecido”.

Para México, el internacionalista recomendó tomar el ejemplo. “Aquí nos da por la descalificación absoluta de los contrincantes y tenemos que recordar que el discurso del odio lleva a la violencia siempre, inevitablemente”.

 

 

 

 

 

tfo

comentarios
CARGANDO...