#Trump

Tillerson urge al Departamento de Estado de EU a trabajar en equipo

Rex Tillerson habla con los empleados del Departamento de Estado de EU, en su primer día como jefe de la diplomacia estadounidense. (Getty Images)

Rex Tillerson habla con los empleados del Departamento de Estado de EU, en su primer día como jefe de la diplomacia estadounidense. (Getty Images)

El nuevo secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, buscó este jueves la reconciliación con los empleados de sus Departamento y les urgió a poner a un lado sus diferencias personales para trabajar como un “un equipo” por el bien del país.

No podemos dejar que nuestras convicciones personales anulen nuestra capacidad de trabajar como un equipo”, afirmó hoy Tillerson frente a decenas de trabajadores del Departamento de Estado.

En su primer día como jefe de la diplomacia estadounidense, Tillerson quiso poner fin al malestar que ha creado en el Departamento de Estado algunas de las medidas del presidente Donald Trump, como el decreto que suspende temporalmente la entrada de refugiados y ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Aunque no aludió a las disidencias internas, Tillerson mencionó en numerosas ocasiones la palabra “equipo” y reconoció que existen diferentes opiniones sobre el resultado de las elecciones de noviembre pasado, en las que Trump derrotó a la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

“Sé que estas fueron unas elecciones muy disputadas y que no todos nos sentimos de la misma forma sobre el resultado”, concedió Tillerson, ex director ejecutivo de la petrolera Exxon Mobile.

En su nuevo papel como secretario de Estado, Tillerson prometió que implementará un sistema guiado por los principios de “responsabilidad, honestidad y respeto” con el objetivo de usar “el talento y los recursos” del Departamento de Estado de la manera más eficiente posible.

Eso puede implicar hacer algunos cambios sobre cómo se hacen las cosas tradicionalmente en este Departamento”, avisó.

Tillerson, de 64 años, juró este miércoles su cargo en la Casa Blanca ante el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y después de que el Senado le confirmara en su cargo.

Durante las audiencias de escrutinio en el Senado, Tillerson consiguió sortear las suspicacias que habían despertado sus vínculos con la Rusia de Vladimir Putin y, finalmente, fue confirmado como nuevo secretario de Estado de Estados Unidos con 56 votos a favor y 43 en contra.

El ex ejecutivo petrolero es el secretario de Estado confirmado con más votos en contra de la historia de Estados Unidos, pues cosechó casi todos los noes de la bancada demócrata.

En los días previos a su toma de posesión, Tillerson tampoco recibió mucho apoyo dentro del Departamento de Estado.

En una situación sin precedentes, a finales de enero, un millar de funcionarios firmó un documento oficial para expresar su malestar por la orden ejecutiva de Trump que afecta a los refugiados y a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana: Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen.

 

AAE

comentarios
CARGANDO...