Tesoro de EU presenta reformas financieras y afronta críticas

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos. (AP, Archivo)

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos presentó un plan integral para modificar el marco de regulación financiera del país, una iniciativa que cumpliría con muchas de las expectativas de Wall Street en caso de concretarse.

El informe de más de 150 páginas, sugirió más de 100 cambios, la mayoría de los cuales serían realizados a través de reguladores en vez de tener que autorizados por el Congreso, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“Estuvimos muy centrados en lo que podemos hacer por decreto y a través de reguladores”, señaló Mnuchin. “Pensamos que el 80% de la sustancia del informe puede ser conseguido mediante cambios de regulación, y el 20% mediante legislación”, aseveró.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ido gradualmente nominando a líderes de agencias financieras para poder llevar a cabo su agenda, pero solo Mnuchin y el jefe de la Comisión de Bolsa y Valores, Jay Clayton, han sido ratificados por el Congreso. Otras agencias están operando bajo el mando de jefes “en funciones” o tienen a líderes nombrados por el predecesor democrático de Trump, Barack Obama.

Los cambios propuestos por el Departamento de Tesoro incluyen atenuar las restricciones que los grandes bancos sufren actualmente en sus operaciones de mercado, moderando así las pruebas de solvencia a las que son sometidos anualmente, y reducir los poderes de la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB), la cual ha estado persiguiendo con ímpetu el mal comportamiento de las instituciones financieras.

El plan también expandiría la autoridad del Consejo de Supervisión a la Estabilidad Financiera, dirigido por Mnuchin, y cambiaría la forma en la que los estándares de capital global son implementados para dar una ventaja a los bancos estadounidenses frente a rivales extranjeros.

Los bancos más pequeños también recibirían algo de alivio: las entidades con 50 mil millones de dólares o más en activos tendrían que afrontar menos medidas regulatorias que los rivales con balances multibillonarios.

Defensores de las reformas y legisladores demócratas criticaron el plan, considerándolo un gesto para Wall Street que podría ser peligroso para los consumidores estadounidenses, que perdieron casas y puestos de trabajo durante la crisis financiera de 2007-2009.

 

Con información de Reuters

KAH

comentarios
CARGANDO...