Terrenos de frontera con EU podrían ser expropiados para construir el muro

En el aviso, se notifica que la propiedad forma parte del proyecto para la construcción del muro fronterizo y que el Gobierno de Estados Unidos le pagará por cada acre, el equivalente a unos cuatro mil 856 metros cuadrados, la cantidad de dos mil 900 dólares. (Notimex, archivo)

En el aviso, se notifica que la propiedad forma parte del proyecto para la construcción del muro fronterizo y que el Gobierno de Estados Unidos le pagará por cada acre, el equivalente a unos cuatro mil 856 metros cuadrados, la cantidad de dos mil 900 dólares. (Notimex, archivo)

El Departamento de Justicia de Estados Unidos comenzó a notificar a propietarios de tierras en el sur de Texas para que acepten vender sus terrenos con el propósito de construir el muro fronterizo o de lo contrario serán expropiados.

“El gobierno federal que encabeza Donald Trump está cometiendo un despojo en contra de muchos dueños de tierras que efectivamente no quieren ceder su territorio para la construcción de este muro de vergüenza, este muro racista”, dijo Carlos Marentes, de la Unión de Trabajadores Agrícolas Fronterizos de Texas.

“Al principio, lo que va a tratar de hacer el gobierno es ofrecerle una cantidad de dinero a la persona que es dueño de la propiedad con la esperanza de que lo van a aceptar y que el proceso va a ser fácil”, indicó Iliana Holguín, abogada de Texas.

Este aviso fue enviado a la señora María del Rosario Flores Salinas, quien vive en la comunidad Los Ébanos, en el condado de Hidalgo, a unos 40 kilómetros de McAllen, Texas.

En la carta, fechada el 12 de enero de 2017, se le avisa que su propiedad forma parte del proyecto para la construcción del muro fronterizo y que el Gobierno de Estados Unidos le pagará por cada acre, el equivalente a unos cuatro mil 856 metros cuadrados, la cantidad de dos mil 900 dólares.

“Yo sé que mucha gente no va aceptar el dinero que se les está ofreciendo y va a resultar en muchas demandas de Estados Unidos contra los dueños de estas propiedades”, reconoció la abogada.

La frontera de México con Estados Unidos tiene una longitud de tres mil 185 kilómetros y gran cantidad de esas tierras son de uso agrícola.

“Si pueden despojar a un campesino, a un propietario de sus tierras, quiere decir que van a poder apropiarse también de tierras que les pertenecen a los estados, a los condados y a los municipios”, indicó Carlos Marentes, Unión de Trabajadores Agrícolas Fronterizos en Texas.

Hasta el momento no se conoce que el Departamento de Justicia haya entregado avisos de expropiación de tierras en el sur de Nuevo México.

Con información de Francisco Javier Carmona

LHE

 

comentarios
CARGANDO...