Temer moviliza 10,240 militares y policías para reforzar seguridad de Río

Brasil Temer Corrupción Justicia Segurida Violencia

Michel Temer, presidente de Brasil. Reuters

La seguridad de Río de Janeiro, estado brasileño que enfrenta una inusitada y grave ola de violencia, será reforzada hasta finales de 2018 con la movilización de 10,240 militares y policías, según un decreto suscrito por el presidente de Brasil, Michel Temer.

Las Fuerzas Armadas serán usadas en operaciones puntuales para combatir el crimen organizado pero también reforzarán, cuando sea necesario, la tarea de vigilancia que realizan los policías adscritos al Gobierno regional de Río de Janeiro, explicó el ministro de Defensa, Raúl Jungmann, en una rueda de prensa.

“Los militares no participarán en ocupaciones de favelas, como en anteriores ocasiones. Serán usados como último recurso siempre y cuando sea necesario. Pero no descartamos que también ayuden a patrullar las calles”, dijo el ministro.

El anuncio del envío de refuerzos federales al estado más emblemático de Brasil coincidió con el inicio de una operación en que miembros del Ejército, apoyados por vehículos blindados, montaron retenes en varias carreteras de acceso a Río de Janeiro.

La ayuda del Gobierno federal a las autoridades regionales para garantizar la seguridad en Río de Janeiro fue detallada en una rueda de prensa en la que Jungmann; el ministro de Justicia, Torquato Jardim, y el secretario regional de Seguridad Pública, Roberto Sá, explicaron los alcances de la decisión.

La autorización fue volcada en un decreto publicado en una edición extraordinaria del Diario Oficial, el cual establece que los soldados de las Fuerzas Armadas podrán actuar en las calles de Río de Janeiro a partir de hoy mismo y hasta el próximo 31 de diciembre.

El decreto señala que los Ministerios de Defensa y de Justicia establecerán los límites de las acciones de los soldados, así como definirán el número de efectivos que serán convocados.

Jungmann explicó que, por problemas burocráticos, el decreto tan sólo prevé la movilización de las tropas hasta diciembre de 2017 pero que la intención del Gobierno es reforzar la seguridad de Río hasta diciembre de 2018.

“Es un compromiso claro del Gobierno que va hasta el último día del mandato de Temer” (el 31 de enero de 2018), agregó, por su parte, el ministro de Justicia.

Jungmann también aclaró que, pese a que el decreto prevé la movilización de militares en todos los municipios del estado de Río de Janeiro, la operación estará centrada en el área metropolitana de Río de Janeiro, su capital.

La operación prevé una movilización total de 8,500 miembros de las Fuerzas Armadas, 620 de la Fuerza Nacional de Seguridad y 380 de la Policía Federal de Carreteras.

Otros 740 agentes de la Policía Federal de Carreteras se sumarán a las operaciones, pero en las fronteras del país, con la misión de combatir la entrada de drogas y armas enviadas de contrabando a los grupos criminales que actúan en Río de Janeiro.

RAMG

comentarios
CARGANDO...