SpaceX llevará los restos de 300 personas al espacio

Un cohete reciclable Falcon 9 (Twitter: @spokesoftware)

Un cohete reciclable Falcon 9 (Twitter: @spokesoftware)

Honrar a los que han pasado a mejor vida es un acto sagrado para la mayor parte de las civilizaciones que existieron en la historia de la humanidad. Y si bien hay muchas formas de tratar los restos terrenales de los muertos, hasta ahora siempre habían permanecido dentro del planeta Tierra. Pero, de hoy en adelante, ya será posible que los fallecidos verdaderamente abandonen este mundo.

Hace unos días, la funeraria tecnológica Elysium Space anunció su colaboración con la aeronáutica SpaceX, propiedad del sudafricano Elon Musk, para llevar los restos de 300 individuos a descansar más allá de la atmósfera del planeta. En un viaje a bordo del cohete reciclable Falcon 9, las compañías colocarán una parte de las cenizas de sus clientes en el espacio.

La misión Elysium Star II despegará de la Base Venderberg de la Fuerza Aérea, con ubicación en el condado de Santa Bárbara, California. Aunque el viaje aún no cuenta con una fecha fija de partida, voceros de Elysium Space ya han reportado que una tercera parte de los “asientos” ya han sido reservados, principalmente para honrar a veteranos de guerra y entusiastas de la astronomía.

Elysium Space es una funeraria tecnológica que se encarga que los restos de sus clientes estén en órbita alrededor de la Tierra.

De acuerdo a la investigación realizada por My Press, cada boleto cuesta 2 mil 490 dólares (aproximadamente 49 mil 800 pesos mexicanos), e incluye el paquete Shooting Star Memorial. Este programa pone las cenizas de los difuntos en una órbita alrededor de la Tierra, y se asegurará que el satélite pase por encima de todos los puntos del planeta. Tras un viaje de 2 años, la nave descenderá hacia la superficie, y se desintegrará como una estrella fugaz en el proceso.

Esta no es la primera vez que Elysium realiza un programa similar, ni es el único tipo de paquete funerario que maneja. La misión Space I se realizó a finales de 2015, y aunque el satélite no alcanzó a tomar la órbita que se buscaba, sí adoptó la forma de estrella fugaz al final de su trayecto. Además, la empresa realizará la misión Lunar I en 2018, cuando pondrá en la superficie de la luna las cenizas de un centenar de cuerpos.

SpaceX también ha tenido unos meses muy agitados. Además de ser uno de los instrumentadores de la nueva carrera espacial comercial, junto con Blue Origin, Virgin Galactic y United Launch Alliance; la compañía de Elon Musk lanzó el satélite más grande de toda su historia. La nave, de más de 6 toneladas de peso, fue puesta en órbita por encargo de la compañía londinense de telecomunicaciones Inmersat la semana pasada.

HVI

comentarios
CARGANDO...