Sospechosa de asesinar a Kim Jong-Nam cobró 90 dólares

La indonesia Siti Aisyah en una fotografía de la Policía de Malasia (Reuters)

La indonesia Siti Aisyah en una fotografía de la Policía de Malasia (Reuters)

La mujer indonesia sospechosa en la muerte del hermano del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, dijo que cobró 90 dólares por colaborar en lo que creyó que era una broma, dijo un funcionario malasio el sábado.

Siti Aisyah dijo también a las autoridades que no quieren que sus padres la vean detenida, explicó Andriano Erwin, vice embajador de Indonesia en Malasia, tras reunirse con la joven durante 30 minutos. La policía malasia reveló en la víspera que en el extraño asesinato del norcoreano se empleó el agente nervioso VX.
“Ella no quiere que su familia se entristezca al verla en este estado”, dijo Erwin tras el encuentro. “Solo envió un mensaje a su padre y a su madre a través de nosotros para que no se preocupen y cuiden su salud”.

El envenenamiento de Kim Jong Nam, en medio de una multitud de viajeros en la terminal de vuelos de bajo costo del aeropuerto de Kuala Lumpur el pasado 13 de febrero, pareció ser una agresión bien ensayada. Kim falleció horas después del ataque en el que las dos mujeres se acercaron a él por detrás y parecieron restregar algo en su cara.

Aisyah, de 25 años, dijo que fue engañada para participar en la agresión, pero la policía malasia sostiene que tanto ella como la otra detenida, una mujer vietnamita, sabían lo que estaban haciendo.

La revelación sobre la utilización de la neurotoxina VX aumentó las especulaciones sobre si Pyongyang envió a dos asesinos para terminar con la vida de Kim Jong Nam, que es hermano por parte de padre de Kim Jong Un y vivía apartado de la familia desde hace años.

El agente nervioso VX, prohibido por tratados internacionales, tiene la consistencia del aceite de motor y casi con total seguridad se habría elaborado en un sofisticado laboratorio estatal de armas, según expertos. Corea del Norte, uno de los principales sospechosos del caso, nunca ha firmado esos acuerdos y lleva décadas desarrollando un complejo programa de armas químicas.

Aunque Kim Jong Nam no era una amenaza política clara para su hermano, podría haber sido considerado un rival potencial en la dictadura dinástica del país.
Malasia no acusó directamente al gobierno de Pyongyang de estar detrás del ataque, pero funcionarios dijeron que fueron hombres norcoreanos los que entregaron la neurotoxina a las mujeres. Los cuatro sospechosos abandonaron el país poco después del rocambolesco incidente.

Por otra parte, la policía de Malasia confirmó el sábado que un registro realizado esta semana a las afueras de la capital malasia era parte de la investigación. El responsable de la policía Abdul Samah Mat, que lidera la investigación, no concretó qué encontraron las autoridades, pero indicó que los artículos están siendo analizados para buscar restos de cualquier sustancia química.

HVI

 

comentarios
CARGANDO...