Sofocan uno de los dos incendios en tomas clandestinas de Puebla

En Acatzingo, Pemex cerró las válvulas; se espera que el hidrocarburo almacenado en el ducto se consuma. (Twitter: @PC_Estatal)

En Acatzingo, Pemex cerró las válvulas; se espera que el hidrocarburo almacenado en el ducto se consuma. (Twitter: @PC_Estatal)

En Puebla, el robo de combustibles a través de tomas clandestinas provocó dos incendios en el ducto de Petróleos Mexicanos Minatitlán-México.

Los dos incendios iniciaron la noche del lunes, uno en San Simón de Bravo, en el municipio de Quecholac, que fue sofocado horas más tarde y otro a unos cuatro kilómetros en la comunidad de Progreso de Juárez, en el municipio de Actazingo, que no ha sido apagado.

El fuego inició después de que un grupo de huachicoleros intentó sustraer ilegalmente el combustible en una zona despoblada, entre campos de cultivo.

Las llamas alcanzaron 30 metros de altura y el fuego era visible a cinco kilómetros a la redonda.

Al lugar llegaron elementos del Ejército mexicano, Protección Civil del estado y personal de seguridad física de Pemex.

Este martes, la columna de humo negro se observó a 20 kilómetros de distancia.

A escasos 300 metros del punto donde se generaba el fuego había menores de edad y adultos, sin la menor preocupación de que pudiera tener alguna tragedia mayor; durante horas, observaron la columna de humo. Ninguna de las viviendas que se localiza en esta zona fue deshabitada.

En el lugar se encontraron por lo menos cuatro camionetas calcinadas, en las que presuntamente se pretendía transportar el combustible robado.

Habitantes de Progreso de Juárez evitaron hablar sobre el incendio.

A través de un comunicado, Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que fueron cerradas las válvulas de seccionamiento más cercanas al punto del incendio y se espera que el hidrocarburo almacenado en el ducto se consuma.

 

Con información de Antonio Morán.

 

RMT

CARGANDO...