Sedesa de la CDMX imparte talleres para hombres violentos

Las sesiones son gratuitas y asisten voluntariamente quienes se asumen como violentos con sus parejas.

Las sesiones son gratuitas y asisten voluntariamente quienes se asumen como violentos con sus parejas. (alud.cdmx.gob.mx)

Desde hace dos años, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México ofrece talleres exclusivos para los hombres que son generadores de violencia.

Antonio Morales, responsable del área de Prevención y Atención Violencia Genero de la Sedesa de la CDMX, detalló que a los talleres asisten “hombres adultos la gran mayoría y de ellos, sus edades son hombres jóvenes de la tercera o cuarta década de la vida… puede no haber cursado la primaria o cursado el doctorado”.

En promedio al año, 22 mil mujeres víctimas de violencia de pareja son atendidas en los hospitales y centros de salud de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México y para los generadores de violencia son estos talleres.

Pablo, uno de los asistentes al taller, señaló que es una actividad de reflexión, “van encaminados a eso, a darnos cuenta de toda la violencia que pueden sufrir no solo las mujeres sino también los hombres”.

El trabajo es de medio año, en sesiones semanales de dos horas y media en Centros de Salud, instituciones públicas o escuelas, donde se puedan reunir más de cinco hombres como mínimo y máximo 15.

Las sesiones son gratuitas y asisten voluntariamente quienes se asumen como violentos con sus parejas.

La psicóloga, Sandia Sorain, mencionó que “reconocer que lo que están haciendo no está bien, incluso eso puede considerarse como un delito y que cada persona se tiene que hacer responsable de sus actos, de su problemática y acudir a los cursos es un acto de responsabilidad”.

Se busca que los hombres reflexionen sobre la manera de pensar y su comportamiento.

“Es un proceso de trabajo con ellos, muy arduo, con respeto a un aspecto de psicoeducación”, apuntó Antonio Morales.

Pabló consideró que el lavado de ropa y de trastes no es exclusivo de las mujeres, “ahora en estos momentos de reflexión nos damos cuenta que no es así, que el hombre no por el hecho de ser hombre no puede apoyar a su pareja”.

Los psicólogos aseguraron que el taller no se debe entender como una escuela para machos.

La intención es que la gente acuda para que ocurra un cambio social, subrayó el psicólogo, Agustín Galicia.

Al “decir escuela para machos, la gente va a presentar resistencia, una problemática fuerte que tenemos, es que muchos hombres se resisten a acudir por esa resistencia”, agregó.

 

Con información de Guadalupe Madrigal.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...