Secuestro virtual, nueva forma de extorsión

En esta modalidad de secuestro virtual el extorsionador está en la cárcel. (AP, archivo)

En esta modalidad de secuestro virtual el extorsionador está en la cárcel. (AP, archivo)

La Policía Federal documentó una nueva forma de extorsión: Los secuestros virtuales, donde los delincuentes, desde la cárcel, seleccionan a una víctima, a la que mantienen incomunicada y escondida en un hotel mientras a sus familiares les hacen creer que está secuestrada.

Policías localizaron a dos mujeres y a una menor, después de buscarlas en varios hoteles de Puebla.

Desde la prisión de Altamira, Tamaulipas, un reo llamó a la habitación de las víctimas y les hizo creer que serían asesinadas por sicarios si no obedecían sus órdenes.

El extorsionador les pidió números telefónicos de familiares, les ordenó que se cambiaran de hotel, pero antes, que compraran un celular y le dieran el número para mantenerse comunicados.

Les exigió que apagaran los otros teléfonos.

El extorsionador las incomunicó por 17 horas, tiempo suficiente para hacer creer a la familia que las tenía secuestradas y exigir un rescate.

Es una nueva modalidad de secuestro virtual.

El pasado 24 de febrero, un joven se hospedó en un hotel de Guadalajara, Jalisco, a las 23:00 horas recibió una llamada, le dijeron que hablaban de la recepción y que eran miembros del cártel Jalisco Nueva Generación.

Desde la cárcel, el delincuente le hizo creer que había sicarios en el hotel buscando a hombres del bando contrario; le exigió que saliera, comprara un celular y apagara el que traía. Le ordenó que se hospedara en otro hotel, en tanto lo investigaban.

Para entonces, los delincuentes ya tenían el control del WhatsApp del joven.

Una vez aislado en otro hotel e incomunicado, los delincuentes contactaron a la familia de la víctima.

Le hicieron creer que lo tenían secuestrado. Mandaron mensajes de auxilio por WhatsApp del joven e incluso realizaron un enlace vía telefónica.

Cabe recordar que el extorsionador está en la cárcel. No hay cártel. No hay sicarios. El joven fue engañado y se encuentra aislado en un hotel.

Mandaron una fotografía a la familia, de esta forma hacen más creíble el supuesto secuestro.

Cuando la familia llega a dudar, el extorsionador se vuelve más agresivo.

La víctima fue hallada 21 horas después, en un hotel.

¿Cómo evitar este delito?

Cuando se trata de una llamada sospechosa corte la comunicación de inmediato, localice al familiar y pida auxilio a la autoridad.

 

Con información de Santos Mondragón.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...