Se cumple un año del caso Tierra Blanca

La Fiscalía de Veracruz detuvo a 11 civiles y 8 policías involucrados en el caso. (@revistaetcetera-Archivo)

El 11 de enero del 2016 cambió la vida de cinco familias originarias de Playa Vicente.

Cinco jóvenes que habían ido a la ciudad de Veracruz a festejar el cumpleaños de uno de ellos, fueron secuestrados en el municipio de Tierra Blanca cuando regresaban a sus casas.

En el camino, policías estatales los interceptaron, dijeron que era una revisión de rutina y se los llevaron.

Desde entonces nada se sabe de:

-Bernardo Benítez Arróniz,
-Alfredo González Tapia de 25 años de edad
-José Benítez de la O, de 24
-Mario Arturo Orozco, de 27 y
-Susana Tapia Garibo, de 16 años.

La Fiscalía de Veracruz informó que los policías entregaron a los jóvenes a integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Los restos de dos de ellos fueron encontrados en el Rancho “El Limón” en el municipio de Tlalixcoyan, que se encuentra a más de 60 kilómetros al norte de la cabecera municipal de Tierra Blanca, de donde desaparecieron los jóvenes.

“Siendo ya objetivos creemos que sí fueron asesinados ahí, que por desgracia por lo calcinado que estaban los restos óseos que fueron encontrados ya no se pudieron hacer bien los ADN para confrontarlo con el resto de la familia, a nosotros nos tocó de que una parte de mi hijo todavía existiera y si confrontara con los ADN nuestros, tanto de Gendarmería, como con los peritos argentinos y sí hubo coincidencia”, señaló Bernardo Benítez, padre de uno de los jóvenes fallecidos.

Por este caso, la Fiscalía de Veracruz, durante la administración anterior, detuvo a 11 civiles involucrados en la desaparición y ocho policías que presuntamente los privaron de su libertad.

“Desgraciadamente no han sido sentenciados los ocho policías y el resto de los civiles que perpetraron el crimen de nuestros hijos, por desgracia en México la justicia es muy tardada y por desgracia hay que estar siguiendo el caso, tenemos un año y esto creo va para largo”, indicó Bernardo Benítez, padre de uno de los jóvenes fallecidos.

A 12 meses de este caso, las familias siguen a la espera de que el juez dictamine sentencia sobre los presuntos responsables de la desaparición y muerte de los cinco jóvenes.

Con información de Víctor Medina Piña.

Rar

comentarios
CARGANDO...