Santiago Roel habla de la inseguridad en México, en Despierta

Santiago Roel, de Semáforo delictivo, en Despierta

Santiago Roel, director de Semáforo delictivo, en Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

El semáforo delictivo de México está peor que nunca, el florecimiento del grupo delictivo de Tláhuac es resultado, en gran medida, de la atomización de los grandes cárteles en el país, de acuerdo con Santiago Roel, director de la organización Semáforo Delictivo. “Es una muestra de que estamos mal, porque la estrategia es fallida y no queremos aceptarlo”, afirmó en la mesa de Despierta con Loret.

Santiago Roel destacó que “este va a ser el peor año en la administración de Enrique Peña Nieto, va a ser el peor año desde 2011, porque hay un deterioro muy claro”.

Insistió en que “el planteamiento de la estrategia está fallando, hay un gran fracaso”, pues, por primera vez, ninguno de los delitos que analizan han descendido.

En Semáforo Delictivo, afirmó Roel, “hemos detectado aumento en ejecuciones, robo a negocio, homicidios, extorsión, lesiones dolosas, robo de auto, secuestro, robo a casa. En 30 de 32 estados tienen incremento de homicidios; es una situación grave”.

De acuerdo con Santiago Roel, esta situación que denuncia se gesta desde la implantación del “Plan Mérida, que es en realidad el Plan DEA, para justificar su presupuesto, su estrategia fallida en Estados Unidos, porque quieren combatir la oferta como si eso bajara la demanda”.

El director de Semáforo Delictivo explicó que “el Plan Mérida no se ha ejercido en Estados Unidos, porque ellos saben que es meter una guerra frontal, descabezar cárteles y generar una atomización”.

Roel explicó que se han disuelto “los grandes cárteles por la presión del Estado, y la violencia genera más violencia. Al descabezar un grupo delictivo, se van cambiando lealtades, van creando división y es lo que nos genera la mayor parte de la violencia en México”. Por ello, insistió, “no es la solución; es una estrategia totalmente fallida, el gobierno mexicano, siguiendo indicaciones de la DEA, provoca el aumento de la violencia”.

Santiago Roel aseveró que el número de homicidios “venía bajando desde 1995, hasta 2007, justo antes del Plan Mérida, cuando empieza a subir”, después, “entre 2011 y 2014 hay una disminución que depende más de las mafias que del gobierno mexicano, porque los capos se ponen de acuerdo y se dividen el territorio”, pero “este año vamos a terminar con más violencia que nunca, porque en el primer semestre llevamos más 12 mil homicidios”.

Insistió en que antes del Plan Mérida, “teníamos cuatro o cinco grandes cárteles, pero ahora no sabemos, están atomizados, compiten por la plaza, detonan la violencia”.

Desde la perspectiva de Santiago Roel, “la única solución en este momento a la violencia extrema es revivir dos temas que están dormidos en el Congreso; uno es la aprobación de la marihuana recreativa y el segundo tema, la amapola con fines médicos”.

Explicó que “México es el principal exportador de heroína a Estados Unidos, que es el mayor consumidor de esa droga en el mundo”, por eso, considera, “en vez de exportar heroína, deberíamos estar produciendo nuestros propios medicamentos con opioides”.

El problema, finalizó Roel, “no es el aumento en la violencia y en crímenes de alto impacto, sino la negación de las autoridades” y la impasibilidad para resolver el problema.

 

 

tfo

CARGANDO...