San Miguel Totolapan, a un mes de levantarse en armas

El Comité de Paz de San Miguel Totolapan aseguró que morirán defendiendo a su pueblo. / (Noticieros Televisa)

 

Hace un mes, San Miguel Totolapan se alzó en armas; el detonante fue el secuestro de Isauro de Paz, un ingeniero originario de este municipio de Guerrero.

Isauro fue la última víctima en la cabecera municipal del grupo de “Los Tequileros” que encabeza Raybel Jacobo de Almonte.

En la comunidad, “ha cambiado mucho, la tranquilidad sobre todo… era inseguro, totalmente inseguro y en esto de la autodefensa ya se respira más tranquilidad, más seguridad”, comentó el ingeniero Isauro.

Los pobladores decidieron retener a la madre de Raybel Jacobo, María Félix de Almonte, habitante de este municipio y 19 personas más vinculadas al grupo de “El Tequilero”, a cambio exigieron la liberación de Isauro.

La estrategia dio resultado; hoy Isauro sigue viviendo en San Miguel, “no me fui porque los compañeros me rescataron, me ayudaron y sería una ingratitud decirles quédense con el movimiento y yo me retiro”, comentó.

“Hoy decidimos hacer eso, manifestarnos, marchar en este momento por esa seguridad”, afirmó.

Cientos de ciudadanos de la cabecera y comunidades de San Miguel Totolapan salieron a las calles a recuperar el espacio público, que los criminales les habían quitado y a exigir paz para su municipio.

Maestros exigieron al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, y al secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, capturar a los secuestradores, extorsionadores y que han integrado el grupo delictivo.

El Comité de Paz de San Miguel Totolapan aseguró que morirán defendiendo a su pueblo, “no más delincuentes, no más tequileros”.

El 12 de diciembre, decenas de ciudadanos armados se lanzaron a patrullar la cabecera municipal. Colocaron retenes en puntos estratégicos para revisar a todos los que entraban y salían, solo así pudieron detener la amenaza que representaba “El Tequilero” y su grupo.

Hoy, Isauro de Paz es parte del grupo de autodefensa de San Miguel Totolapan, vive aún con temor, pues sabe que sus captores están libres.

Quienes lo secuestraron “siguen actuando, ya no en la cabecera municipal, desde que se organizó el movimiento de autodefensa, pero siguen ahí, manifestó.

“El Gobierno no ha querido de alguna u otra manera acabar con ellos, apresarlos”, agregó.

El grupo de autodefensa asegura que seguirán armados mientras las autoridades no cumplan con el compromiso de detener a Raybel Jacobo y su banda.

“Nosotros lo único que queremos es eso, que cumplan su palabra, que no se olviden de este pueblo”, reclamaron los integrantes del Comité de Paz.

 

Con información de Raymundo Pérez Arellano.

 

RMT

CARGANDO...