Sacar a Bashar al Assad del poder en Siria ya no es prioridad de EU

Dos niñas sostienen un cartel con la imagen del presidente sirio Bashar al Assad.

Dos niñas sostienen un cartel con la imagen del presidente sirio Bashar al Assad. (Getty Images)

Estados Unidos hizo explícito por primera vez este jueves que su prioridad ya no es sacar al presidente Bashar al Assad del poder para buscar una solución a la guerra civil en Siria.

“Escogemos nuestras batallas”, afirmó la embajadora estadounidense ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley. “Y cuando vemos esto (la situación en Siria) se trata de cambiar las prioridades y nuestra prioridad ya no es enfocarnos en sacar a Assad”.

Haley dijo que Washington se centrará en trabajar con potencias como Turquía y Rusia para buscar una solución política.

“Nuestra prioridad es realmente ver cómo hacer bien las cosas (y) con quién tenemos que trabajar para realmente ayudar al pueblo de Siria”, explicó.

Poco antes de estas declaraciones de Haley a un pequeño grupo de periodistas, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, había enviado un mensaje similar desde Ankara.

“A largo plazo, la suerte del presidente Asad será decidida por el pueblo sirio”, declaró Tillerson en una rueda de prensa conjunta con su homólogo turco, Mevlüt Cavusoglu.

La oposición siria, necesaria para cualquier solución negociada, reaccionó con enojo al cambio de postura de Estados Unidos.

“La oposición no aceptará nunca que Bashar al Assad tenga un rol en algún momento (…), nuestra posición no va a cambiar”, declaró a los medios Monzer Makhos, uno de los portavoces del Alto Comité de Negociaciones (HCN), que reúne a los grupos clave de la oposición siria.

Hasta ahora, el gobierno de Donald Trump había dado señales ambiguas sobre su implicación en los esfuerzos diplomáticos para tratar de resolver una guerra que ya ha dejado más de 320 mil muertos.

El conflicto, que acaba de entrar en su séptimo año, también ha provocado la huida de más de cinco millones de personas de Siria, según nuevas cifras publicadas este jueves por la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR).

La oposición reclama la salida de Asad, en la misma línea mantenida por el anterior gobierno de Barack Obama durante mucho tiempo, antes de moderar su postura y dejar de hacer llamamientos directos en este sentido.

Trump ha puesto el acento en derrotar al grupo Estado Islámico, y la referencia de Tillerson de este jueves al pueblo sirio refleja un lenguaje muy usado por Rusia, aliado de Assad.

FJMM

comentarios
CARGANDO...