Nuevo protocolo de Policía para atender conductas suicidas en el Metro de la CDMX

Sábado entra en vigor nuevo actuar policial para conductas suicidas en CDMX

El hombre quedó atrapado entre las ruedas del vagón del conductor (Foto: Twitter/archivo)

A partir de este sábado entrará en vigor el Protocolo de Actuación Policial de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, para la Atención de Personas con Conductas Suicidas en la Vía Pública e Instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC).

En un acuerdo publicado este viernes en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, la Secretaría de Seguridad Pública local menciona que los elementos de la Policía capitalina deberán atender a los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos.

En el documento se expone que los suicidios en México presentan una tendencia creciente, y en la capital del país es la tercera causa de muerte entre jóvenes, donde los métodos más usados son armas de fuego, envenenamiento, asfixia y ahorcamiento.

No obstante, advierte que el fenómeno está cobrando relevancia en las instalaciones del Metro, aunado al incremento del índice de tentativas o suicidios consumados desde puentes peatonales o viales, así como de otras estructuras.

Por ello, se asentó que los integrantes de los Cuerpos de Seguridad Publica tienen la obligación de actuar con la decisión necesaria y sin demora en la protección de las personas, prestar el auxilio y en su caso, solicitar los servicios médicos de urgencia, dar aviso a sus familiares, y velar por su vida e integridad física.

El documento señala que los policías deberán informar al puesto de mando, si tienen conocimiento de alguna persona que presente conducta suicida, ya sea a través de la infraestructura del sistema de red de videovigilancia, denuncia ciudadana o cualquier otro medio.

Además, procurarán especial atención y seguimiento de personas con conductas suicidas, especialmente quienes ronden o permanezcan por tiempos considerables en puentes peatonales o viales, anuncios espectaculares de altura, antenas y torres de suministro de energía eléctrica.

Al recibir un llamado o al tener conocimiento de personas que presenten conductas suicidas, el Puesto de Mando deberá solicitar los servicios de emergencia que en su caso se requieran y canalizar el apoyo a la policía.

En tanto, sobre las conductas suicidas en el STC, instruye a los policías a permanecer alertas para detectar señales en el comportamiento de las como ver fijamente las vías, titubear cruzando y regresando la línea amarilla, y caminar sobre ésta.

Así como sentarse en el borde del andén, practicar saltos, bajar a zona de vías, dejar pasar varios trenes y no abordar, mostrar conductas de crisis nerviosa, ansiosa, de pánico, llorando o hablando cosas que no tienen lógica; o esperar el tren en el punto más libre del andén (al principio y a la mitad).

En caso de dicha detección, los elementos policiacos deberán realizar las actividades para abordar a la persona por medio del diálogo para evitar la acción mediante la reflexión y persuasión; así como auxiliarlo siempre y cuando existan las condiciones de seguridad para no poner en riesgo su propia vida.

Entre las acciones mencionadas se instruye a realizar contacto visual con la persona en crisis, identificarse usando un tono de voz seguro, firme y pausado, para generar empatía; solicitar su nombre y recopilar información relevante.

Tras lo anterior, los elementos deben permitir que la persona exprese el problema que tenga, así como sus sentimientos a través de gritos, llanto o palabras altisonantes y en todo momento se debe mantener la calma. Además de hacer que se sienta a salvo y segura; y preguntar si quiere hablar de lo ocurrido.

De igual forma, los policías deben establecer un perímetro de seguridad para alejar a los testigos e informar a la persona que existen servicios especializados de ayuda médica y psicológica a los que puede acceder de forma gratuita, tras lo cual debe conducirla a un lugar a salvo.

Los policías deberán solicitar la valoración de su condición médica y cuando las acciones no tengan consecuencias que ameriten hospitalización, el personal lo trasladará a la institución correspondiente, en caso contrario, esperará la intervención de los servicios médicos prehospitalarios.

Por último, señala que de materializarse la acción suicida con resultados fatales, los elementos policiacos procederán a aplicar el Protocolo de Actuación Policial de la SSP capitalina con la Preservación del Lugar de los Hechos o del Hallazgo y Cadena de Custodia; además, tienen derecho a que se les proporcione atención psicológica.

RAMG

 

 

comentarios
CARGANDO...