Rusos buscan lanzar satélite para comprobar si el hombre llegó a la Luna

Fotografía de la Luna siendo observada por un hombre desde Somerset, Inglaterra.

Un grupo de aficionados al espacio, liderados por el bloguero ruso Vitali Egórov, se propuso la misión de colocar un satélite en la órbita lunar para comprobar, en forma independiente, si el hombre llegó a la Luna.

“He estado escribiendo sobre el espacio desde hace más de cuatro años en blogs y redes sociales. Durante este tiempo he conseguido más de 1.5 millones de seguidores, que están interesados en estudiar el espacio”, dijo Egórov en entrevista con la agencia rusa de noticias Sputnik.

“Al ver el apoyo de los lectores y con la intención de ampliar mis propias actividades, decidí pasar de las palabras a los hechos”, declaró Vitali.

El bloguero decidió elegir el objetivo más popular y polémico para el lanzamiento del satélite lunar.

El proyecto busca poner fin a las teorías de la conspiración que afirman que algunos o todos los alunizajes podrían haber sido falsos. La misión tiene como objetivo enviar un microsatélite a la órbita lunar, donde el aparato será capaz de tomar fotos de las huellas y los vehículos lunares abandonados en la superficie de la Luna.

“La cuestión de la llegada de los seres humanos a la Luna todavía es discutida en los medios y en internet, a pesar de que estos acontecimientos tuvieron lugar hace tiempo. Creo que cualquier persona, de alguna manera, se ha encontrado con este tipo de discusiones y tiene sus preguntas al respecto y podría estar interesada en mi proyecto. Por supuesto, no tengo dudas de que la humanidad llegó a la Luna”, externó el bloguero.

“Pero el propósito de lanzar el satélite lunar es obtener datos objetivos independientes, que no dependan de las creencias o convicciones personales”, explicó Vitali.

“No creo que sea capaz de convencer a alguien que tenga una opinión diferente con los datos que recoja nuestro satélite, si logramos ejecutar el proyecto. Pero, por lo menos, voy a contribuir a la historia y el desarrollo de los estudios sobre la Luna. De todos modos, las ‘huellas’ dejadas en la Luna permanecerán allí durante siglos, por lo tanto, cualquier satélite o vehículo que se acerque a una distancia suficiente podrá verlas. Solo deseo que nuestro satélite sea el primero”, prosiguió.

Según Vitali, en este ambicioso plan participan tanto voluntarios como varios jóvenes ingenieros aeroespaciales rusos con experiencia.

Indicó que ya han reunido un millón de rublos para comprobar se llegó a la Luna.

El líder del proyecto admite que el equipo no cumple con los plazos programados. Sin embargo, estos entusiastas del espacio esperan poner en marcha el satélite en 2020, si el proyecto cuenta con un equipo de profesionales sólido y se cubre la parte financiera de la idea, que se estima en unos 20 o 30 millones de dólares.

El equipo también tiene que conseguir el apoyo de una agencia espacial para asegurar la entrega de su satélite a la órbita lunar.

“Estados Unidos, Europa, China, la India y Japón tienen la intención de seguir estudiando el satélite natural de la Tierra. Nosotros esperamos encontrar un cohete que lleve nuestra nave allí. Pero sobre todo esperamos poder contar con Roscosmos, de Rusia”, afirmó el bloguero.

RAMG

CARGANDO...