Rusia: Normalización con EU pasa por renuncia al dictado de sanciones

Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, en conferencia prensa

Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin. (AP, archivo)

La normalización de las relaciones ruso-estadounidenses pasa por la renuncia de Washington a los “intentos de imponer un dictado por medio de sanciones”, afirmó este lunes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“La salida de esta situación radica en expresar la voluntad política de mejorar las relaciones, en un proceso de rehabilitación del agravamiento de la esquizofrenia política y en la renuncia a los intentos de imponer un dictado por medio de sanciones”, dijo Peskov a un grupo de periodistas.

Al mismo tiempo, destacó que “Rusia, en general, está interesada en seguir cooperando” con Estados Unidos en las aérea que son de su interés, como la lucha contra el terrorismo internacional, la proliferación de las armas de exterminio y la ciberdelincuencia.

El portavoz recordó que el presidente ruso, Vladimir Putin, en una entrevista emitida anoche por la televisión, señaló que Moscú se reserva el derecho a medidas adicionales de respuesta a Estados Unidos, “aunque no las considera necesarias por ahora”.

El pasado viernes, Rusia conminó a Estados Unido a reducir a partir del próximo 1 de septiembre la plantilla de sus representaciones diplomáticas en el territorio ruso a un total de 455 personas, entre diplomáticos y personal técnico.

La medida fue adoptada en respuesta a la aprobación por el Congreso estadounidense de una ley que endurece las sanciones contra Rusia y limita las facultades del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para levantarlas.

A la pregunta de por qué Moscú no esperó para responder a que el proyecto fuera promulgado por Trump, el portavoz del Kremlin contestó que “no había nada qué esperar; era todo muy evidente”.

Además, recordó que la Casa Blanca había declarado que si Trump tendría alguna observación, sólo sería en el sentido de endurecer el proyecto de ley.

En cuanto a la reducción de la plantilla de las representaciones diplomáticas estadounidenses en Rusia, que atañe a un total de 755 personas, Peskov señaló que es una medida en la que la selección de los afectados corresponde a Estados Unidos.

“Se trata de diplomáticos, personas sin estatus diplomático o contratados locales, es decir, ciudadanos rusos que trabajan allí”, explicó.

Estados Unidos lamentó el anuncio ruso de que 755 trabajadores de su embajada y consulados en ese país deberán cesar su actividad a partir del próximo 1 de septiembre, un paso que calificó de “injustificado” y respecto al que evalúa su respuesta.

comentarios
CARGANDO...