Revelan causas de la muerte del sacerdote Joaquín Hernández Sifuentes

Joaquin Hernández Sifuentes, sacerdote. / (Twitter: @diocesisaltillo)

 

El sacerdote católico, Joaquín Hernández Sifuentes, fue estrangulado y su cuerpo abandonado en un ejido del municipio de Parras de la Fuente, Coahuila, confirmó José Ángel Herrera, subprocurador para la Investigación y Búsqueda de Personas no Localizadas de la Procuraduría General de Justicia de la entidad.

Detalló que el estrangulamiento fue “directo en la parte del cuello, el tipo de muerte es violenta”.

Según la Procuraduría General de Justicia del estado, la necropsia permitió conocer la causa de la muerte.

Por el crimen del sacerdote hay dos jóvenes, de entre 20 y 25 años de edad, detenidos como los presuntos responsables del homicidio.

De acuerdo con las investigaciones, el padre Joaquín convivió desde la noche del lunes 2 de enero con sus agresores, en el interior de la casa parroquial.

Alrededor de las 04:00 o 05:00 horas del martes 3 de enero, se suscitó una discusión y uno de los agresores, golpeó al padre y el otro lo estranguló.

“Todo aparenta ser y apunta a que fue en el interior del domicilio donde él pernoctaba, sí donde él vivía”, indicó el subprocurador.

Los agresores, al darse cuenta que sacerdote había fallecido, decidieron llevar el cuerpo en el vehículo del párroco, para enterrarlo en un ejido de Parras de la Fuente, a unos 150 kilómetros de Saltillo.

Después, se dirigieron a la ciudad de Santa Catarina, Nuevo León, donde dejaron el vehículo; posteriormente regresaron en un camión foráneo a Saltillo.

La Diócesis de Saltillo informó que la velación del padre Joaquín Sifuentes Hernández se realizará el domingo 15 de enero, en la capilla del Seminario Diocesano, del mediodía a la media noche.

El lunes, el cuerpo será trasladado a la catedral de Saltillo para celebrar las exequias y luego el funeral.

 

Con información de Juan Andrés Martínez.

 

RMT

CARGANDO...