Repatriado de EU regresa a Tamazula, Jalisco

Después de 17 años, Ramón Barajas Magaña, unos de los 135 mexicanos repatriados de EU, regresó a Tamazula, Jalisco.

Después de 17 años, Ramón Barajas Magaña, unos de los 135 mexicanos repatriados de EU, regresó a Tamazula, Jalisco. (Noticieros Televisa)

Es la localidad de La Garita, municipio de Tamazula, Jalisco, un lugar por donde ahora camina en completa libertad Ramón Barajas Magaña, unos de los 135 mexicanos repatriados este martes desde Estados Unidos.

La última vez que Ramón estuvo aquí fue hace 17 años.

“Diecisiete años que estuvo aquí la última vez. De vez en cuando una llamada por teléfono o de repente un mensaje, pero no, nunca tuve la oportunidad de verlo en ese tiempo”, señaló Martha Barajas Magaña, hermana de Ramón

¿Y qué fue para ti verlo ayer?, preguntó la reportera.

“Pues fueron muchos sentimientos encontrados, de hecho, antier todavía lloré porque decía, que gusto tengo tan grade de ver a mi hermano, pero no quería verlo en esas circunstancias, saber por todo lo que tuvo que pasar, saber que tuvo que dejar su familia, pues la mitad de su corazón, pero fue un gusto tan grande que cuando lo vi me lo abracé y nos agarramos llorando”, explicó Martha Barajas Magaña, hermana de Ramón.

Este miércoles, Ramón se reencontró con su abuelita de 105 años.

¿Cuánto hará?, preguntó la reportera.

“Casi 20 años abuelita”, dice Ramón Barajas Magaña, repatriado.

“Hace mucho tiempo, mucho, mucho, sí muchos años abuela. Sabe que yo siempre tenía ese anhelo de verla, pero por el temor de esto que me sucedió, de no poder regresar a los Estados Unidos con mi familia, pues yo pensé que a lo mejor no iba a tener la oportunidad de volverla a ver con vida verdad”, dijo Ramón Barajas.

Ramón ahora disfruta de la compañía de sus padres, hermanos, primos, tíos y sobrinos mientras se acopla a su nueva realidad.

“Despertar verdad a la realidad y pues ver qué es lo que vamos hacer aquí, tenemos que volver a iniciar la vida de nuevo. Sabemos un poco de albañilería, allá en Estados Unidos trabajaba en construcción haciendo casas, un poco construir con madera y pues aquí tenemos una panadería, pues ahí podemos trabajar haciendo pan o vendiendo pan, podemos agarrar un triciclo, vender fruta picada, pepitas, tenemos que hacer algo porque la vida sigue”, dijo Ramón Barajas Magaña.

En Estados Unidos, Ramón dejó la otra parte de su vida, su esposa, tres hijas de 18, 16 y 5 años y un varón de 10 años.

Ramón ve en México una tierra de oportunidades y a partir de hoy comenzará en su patria una nueva historia.

Con información de Bertha Reynoso.

LLH

comentarios
CARGANDO...