Principales asesores de Theresa May renuncian tras resultados electorales

Teresa May, Nick Timothy, Fiona Hill, Partido Conservador

El jefe del Estado Mayor de Theresa May, Nick Timothy, y la jefa de personal, Fiona Hill, dejan la sede del Partido Conservador en Londres. (AP/archivo)

Nick Timothy y Fiona Hill, los jefes de personal de la primera ministra británica, Theresa May, y dos de sus asesores más cercanos, dimitieron este sábado su tras la “enorme decepción” que ha supuesto perder la mayoría absoluta en las urnas.

“Acepto la responsabilidad por mi tarea en esta campaña electoral, que era supervisar nuestro programa político”, afirmó en un comunicado Timothy, mientras un portavoz del Partido Conservador anunció por su parte la dimisión de Hill.

Diversas voces dentro de la formación de May habían criticado en las últimas horas el papel de Timothy y Hill en la campaña, en la que tuvieron un destacado papel.

En su nota de renuncia, Timothy asegura que el programa conservador de cara a las elecciones no era su “proyecto personal”, como han sugerido algunos medios, sino que fue el resultado de “meses de trabajo” de todo el equipo de Gobierno.

“Aún así, asumo la responsabilidad por el contenido de todo el manifiesto, que continúo creyendo que es un programa honesto y sólido para gobernar”, afirmó el jefe de personal.

Para Timothy, la razón para la “enorme decepción” que han sufrido los conservadores “no es una falta de apoyo para Theresa May” entre los electores, sino “un incremento inesperado en el apoyo hacia los laboristas”.

Los conservadores sumaron 318 diputados en las elecciones generales del jueves, ocho por debajo de la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes, por lo que necesitarán a partir de ahora apoyos externos para aprobar sus propuestas parlamentarias, mientras que el Partido Laborista pasó de 232 a 262 escaños.

“Mirando hacia el futuro, nada importa más que el buen gobierno del país. Las negociaciones del ‘brexit’ están a punto de comenzar y no hay tiempo que perder si queremos que el Reino Unido logre un buen acuerdo”, apuntó.

Una ex directora de comunicaciones del número 10 de Downing Street, Katie Perrior, aseguró hoy que los dos jefes de personal trataban a los miembros del Gobierno de forma “maleducada, abusiva e infantil”.

“Los jefes de personal eran unos buenos luchadores callejeros, pero unos malos líderes políticos. Los grandes líderes consiguen serlo porque hacen que la gente les siga, no haciéndoles enloquecer incluso antes de haber digerido el desayuno”, criticó Perrior en el diario “The Times”.

Según los medios británicos, miembros del Partido Conservador han exigido a May un cambio en la gestión del personal que forma parte del Ejecutivo y le habían advertido de que intentarían forzar unas primarias si mantenía a Timothy y Hill en el puesto.

A pesar de las presiones para dar ella misma un paso atrás, la primera ministra ha recalcado que no tiene intención de dimitir y que trabaja para lograr un pacto de Gobierno con el respaldo parlamentario de los unionistas de Irlanda del Norte.  

Horas después de conocer el resultado electoral, May confirmó en su puesto a los cinco principales ministros de su Gabinete, que controlan las carteras de Economía, Interior, Exteriores, Defensa y “Brexit”.

RAMG

CARGANDO...